Bulos y mitos de la cosmética en tiempos de pandemia

Nora CifuentesEFE/REPORTAJES

“¿Es malo lavarme el pelo a diario”?, “¿Necesito usar protección solar aunque no vaya a ir a la piscina ni a la playa?”, ¿Qué puedo hacer para librarme del ‘maskne’?”, “¿Son seguros los cosméticos hechos en casa?”, “¿Cómo puedo cuidarme las manos si uso mucho gel hidroalcohólico?”.

Seguro que más de una vez nos ha surgido una o varias de estas preguntas… Y de ser así, hay una buena noticia: ya tienen respuesta. Una respuesta basada en la ciencia y al alcance de todos.

Esto es así gracias a la “influencer” conocida en Instagram como “@consciencia”. Ella es Raquel Marcos Esteban, autora del blog “Ciencia y cosmética” y que acaba de lanzar su primer libro, “Belleza con ciencia”. En entrevista con Efe, Raquel responde a estas y otras cuestiones.

TRES BULOS MUY EXTENDIDOS

Son muchos los mitos que asumimos como ciertos en materia de cosmética, y sobre muchos de ellos Raquel habla en su libro. Pero también ha desvelado cuáles son tres de los más generalizados.

Bulo 1: LA CREMA SOLAR SOLO ES PARA EL VERANO

“Existen demasiados bulos diría yo, pero si tuviera que elegir uno, sobre todo cuando hablamos del consumidor normal, es que la crema solar solo se usa en la piscina, playa y en verano”, dice Raquel, quien explica que esto es “un error que, a la larga, pasa factura a la piel, y que luego queremos arreglar con una crema en tres meses”.

Bulo 2: LA PIEL ABSORBE LOS COSMÉTICOS

“El segundo bulo es que la piel absorbe los productos cosméticos”, dice la científica, y explica que “la mayoría de los ingredientes se quedan en el estrato córneo –capa más externa de la epidermis- y se eliminan en una limpieza posterior, y otros se evaporan”.

Eso sí, eso no quiere decir que esos productos no sean efectivos, porque tal y como dice Raquel Marcos, “aquellos que tienen algún efecto antiedad se transforman en las células o activan reacciones en cadena, pero muy pocos llegan más allá de la epidermis”.

Bulo 3: NO HAY QUE LAVARSE EL PELO A DIARIO

El tercer bulo sería que  “lavarse el cabello todos los días es contraproducente”.  La realidad, dice Raquel, es que “debemos lavar el cabello cada vez que sintamos que está sucio, independientemente de la frecuencia”.

PANDEMIA TAMBIÉN EN LA PIEL

En “Belleza con ciencia” se habla también de cómo la covid-19 ha afectado también a nuestra piel y a lo que necesitamos o priorizamos cuando se trata de cuidarla y de potenciar la belleza. Y hay cuatro aspectos que la autora ha destacado.

LAS MANOS Y EL GEL HIDROALCOHÓLICO

Según Raquel Marcos, “el uso repetido de gel hidroalcohólico puede ocasionar una alteración en la barrera cutánea”. Y para ello, la experta dice que “lo más efectivo es buscar cremas de manos ricas en urea, vaselina, manteca de karité e incluso ceramidas, y aplicar una capa gruesa al final del día como mascarilla”.

Además,  “lo aconsejable es usar un limpiador de manos, a ser posible, con un pH 5.5. y no el típico jabón de abuela, y posteriormente aplicar una crema en caso de necesitarlo”, recomienda Raquel.

Por último, la doctora en química añade que “en casos de sequedad extrema se aconseja el uso de vaselina como oclusivo, para evitar la pérdida de agua y fomentar la síntesis de lípidos epidérmicos”.

EL DICHOSO “MASKNE” Y CÓMO COMBATIRLO

Si hay un problema de la piel que se ha generalizado en los últimos meses, ese ha sido el “maskne”, como llamamos al acné y granitos causados por el uso prolongado de las tan necesarias mascarillas con las que protegernos a nosotros mismos y al resto de la población del coronavirus. 

Sobre ello, Raquel Marcos explica que “el ‘maskne’ puede generarse en personas que no tenían acné”, para quienes recomienda “prestar atención a las rutinas de limpieza y cremas empleadas, ya que la humedad en la zona de la mascarilla es mayor que sin ella”.

Con ello, la experta se refiere a “reducir el número de productos empleados en la zona, e incluir algún ingrediente seborregulador y que ayude frente al acné, como el ácido salicílico”.

“Por otro lado, en pacientes con psoriasis, eccemas, etc., el uso de la mascarilla puede exacerbar los brotes de estas patologías” añade Raquel, y aconseja “prestar atención a la rutina de limpieza, y en casos extremos acudir al profesional por si deben pautarse medicamentos y otros tratamientos tópicos”.

LO MEJOR CON LA COSMÉTICA CASERA

A raíz de las diversas cuarentenas y medidas de distanciamiento social producidas ante la Pandemia, son muchas las cosas que hemos probado a hacer en casa, con un gran auge de la tendencia “DIY” (del inglés “Do it Yourself”, o “Hazlo tú mismo”). 

La belleza ha sido una de esas áreas donde hay quienes se han puesto experimentales, sin embargo, Raquel Marcos tiene claro el consejo que darnos a la hora de hacer cosmética casera: “no hacerla”.

“Ese sería el consejo principal”, sentencia la experta, y explica que “por mucho que sigamos una receta, siempre puedes agregar más ingredientes de los necesarios, conservar mal el producto o, como ocurre con el jabón, no eliminar los restos de sosa de manera correcta”. 

Por eso insiste: “hoy en día creo que NO es necesario experimentar con este tipo de cosas”.

OJOS COMO PROTAGONISTAS

Si hay una parte del rostro que destaca cuando la mayoría está cubierto con la mascarilla, son los ojos. Y no es de extrañar que en anuncios y redes sociales veamos maquillajes destinados a realzar esa parte que queda, nunca mejor dicho, a la vista.

Raquel Marcos lo tiene claro: “para potenciar la mirada, lo mejor es apostar por una máscara de pestañas” dice, pero eso sí, “que no esté caducada: recordemos que no tienen una vida útil más allá de los 6-8 meses”.

Así que ya saben, sobre estos y otros temas de belleza también se pueden aprender a través de la ciencia.

A %d blogueros les gusta esto: