Coldplay “con todos los poderes” inicia en Costa Rica gira mundial que llegará el próximo martes a Santo Domingo

Coldplay inició la noche del sábado en la capital costarricense su nueva gira mundial, que este martes 22 llegará a Santo Domingo con una estética visual y entrega artística “de arrebato” con garantías de que saltarán y cantarán sin parar durante dos horas.

La banda británica llevó al público reunido en el Estadio Nacional de San José a una experiencia formidable, guiándolo durante un frenesí musical que lo lleva desde el génesis de “Yellow”, de su álbum debut “Parachutes” (año 2000) hasta los temas de su renovado repertorio compilados en el disco “Music of the Spheres”, que también da nombre al tour.

Una orda pacífica, gigantesca, de 43 mil personas se acomodó en los espacios disponibles en el Estadio Nacional (otra cantidad parecida repetirá este sábado) para contagiarse de las emociones y la extraordinaria vibra que inspira Coldplay.

Además de sus canciones, la “coloratura” y el carisma del vocalista, Chris Martin, el show descansa su magia en los brazos de la fanaticada a través de unas pulseras lumínicas que se convierten en la parte mágica de la noche al ser parte íntegra de cada momento.

La visual del estadio con aquellas pulseras de luces led es de película y generaban una conexión sensorial perfecta, única, especial, entre banda y público cada vez que se encendían o cambiaban de colores, según el ritmo, si era pop, rock o balada.

Un largo pasillo en el mismo centro del terreno y que conecta a la tarima principal (que no es techada) hace más cercanos a Chris Martin, Jon Buckland, Guy Berryman y Will Champion. Los presentes tienen en este modelo mejores ángulos para ver a sus artistas.

Dos grandes pantallas redondas en los extremos y una ovalada detrás de la tarima también contribuyen a apreciar los detalles porque se concentran en los protagonistas y no en rellenarlas de imágenes extras o fuera del escenario.

La combinación musical de Coldplay va como una ola sobre la multitud que por las dos décadas de vigencia ya reúne a dos generaciones, entre adultos y jóvenes. Curiosamente también atraen a niños y muchísimos adolescentes.

La poderosa canción “Higher Power” dio el pistolazo a la carrera de emociones que no para jamás hasta llegar a la meta.

En el camino la temperatura va subiendo y llegan al clímax con una serie de canciones que son marca Coldplay, entre ellas “Paradise” y “Scientist” y “Viva la vida”.

Chris Martin tiene un gran atractivo para las féminas. Los gritos en el estadio lo dejan claro. Un momento inesperado lo protagonizaron cuando bajaron a “codearse” con algunos de los fanáticos.

El grupo transmite pura vida a cada segundo durante un recorrido que no es solo por sus 22 de años de impacto intencional, sino por su real compromiso con el medio ambiente.

La pirotecnia usada en el show, así como los confetis y hasta los brazaletes son biodegradables.

Tanto en Costa Rica como en Santo Domingo la producción es de Saymon Diaz, quien se paseaba entre la multitud comprobando la grandiosidad de la banda y que la logística establecida por él, José Chabebe y todo el equipo de SD Concerts sea como la planificada.

Para el show del martes 22 en el Estadio Olímpico de Santo Domingo se acondiciona el lugar para unas 33 mil personas.

Lo vivido en Costa Rica es garantía sin dudar de que los asistentes saldrán diciendo: “Valió la pena”. Como dijo Chris Martin, quien se forzaba con frecuencia en hablar español: se vive “un desmadre”.



Gracias a link

A %d blogueros les gusta esto: