Colombia: una segunda casa para intérpretes del merengue

Santo Domingo. RD

Cuando a mediados del pasado siglo el empresario Bienvenido Rodríguez comenzó a promover los primeros merengues de Cuco Valoy en Colombia, comenzaba a escribir una historia de amor entre este país y República Dominicana. 

Antes ya el ritmo dejaba sentir su sabor y sonido, gracias al músico dominicano Billo Frómeta, quien desde Venezuela inició a mercadear el ritmo local entre los colombianos.

Es así que  agrupaciones como El Combo Show de Johnny Ventura, Wilfrido Vargas y los Beduinos, Milly Joselyn y los vecinos emprendieron la tarea de hacer que “los parceros” se enamoraran del merengue, dando paso a que, entonces, artistas como Sergio Vargas, Eddy Herrera, Kinito Méndez, Miriam Cruz, Los hermanos Rosario, Jossie Esteban  y Bonny Cepeda, entre otros se convirtieran en verdaderos ídolos del merengue, siendo así uno de los ritmos extranjeros más escuchados y bailados en el país suramericano.

La pegada del merengue en Colombia fue tan significativa que la agrupación Rikarena, propiedad de Kinito Méndez, estuvo residiendo en esta gran nación por más de tres años, debido a la cantidad de trabajo que demandaba para el grupo.

Recientemente con la llegada del “tsunami” de la música urbana, aunque el merengue y otros ritmos en el mundo han experimentado una disminución en su difusión, en Colombia el merengue ha logrado mantener su posicionamiento en un público contemporáneo y una gran parte de la juventud.

+ Gran mercado

Colombia se ha convertido en el mercado más importante para nuestros legendarios merengueros que durante el año viajan en más de diez ocasiones y tienen entre 35 y 40 actuaciones al año.

¿Por qué el merengue gusta tanto a los colombianos? Para Kinito Méndez tiene que ver con las letras que se exponen en el ritmo de güira y tambora. “Son canciones de amor, aderezadas con un tremendo sabor, al colombiano le gusta mucho bailar, pero también se disfrutan las letras de amargue, de amor… y esa combinación ha sido perfecta para que amen nuestro merengue”, asegura.

Eddy Herrera lleva cantando en Colombia desde 1995. Esta semana concluyó una de las tantas giras que presenta y desde su experiencia explica: “Toda Latinoamérica ama el merengue pero en el caso de Colombia, afortunadamente lo aman por el sabor, las melodías (medio románticas), el ritmo, sobre todo por los tantos años que lleva siendo apoyado y aclamado. Es increíble que en mi caso, siga yendo a cada momento y el promedio de conciertos allí son prácticamente los mismos”.

Similitud musical

El tema “Rompe cintura” de Los Rosario es prácticamente un himno en Colombia, René Solís, manager de la agrupación explica que el merengue en su composición rítmica tiene mucho en común con el vallenato y la cumbia.

“Hay una gran cantidad éxitos de merengue como El Africano, El desdichado, que son tiene tempo musicales muy similares a la cumbia y al vallenato”.

Definitivamente que este país suramericano se convirtió en una de las principales plazas que sustenta al ritmo dominicano.

“Colombia es, definitivamente, el país entre Centro y Suramérica que más ha apoyado el merengue en los últimos 40 años, siendo este uno de los Top Géneros más importantes, apoyados, aplaudidos y mimados. Algunos de nosotros, visitamos Colombia para brindar nuestros conciertos hasta dos veces por mes; Colombia ama el merengue”, asegura el intérprete de “Pégame tu vicio”.



Gracias a link

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: