Disqueras amarran a urbanos dominicanos con contratos, varios fracasan

Santo Domingo. RD

La industria musical dominicana cada día agiganta más sus pasos captando la atención de grandes disqueras como Sony Music, Rimas, Warner Music, Sony Latin, Flow Factory, entre otras que con la intención de internacionalizar las letras de intérpretes dominicanos firman acuerdos que muchas veces salen bien y otras veces no corren con tanta suerte.

Esas compañías una vez en tratado con el artista le aportan inversión en la imagen, promoción de producciones musicales, distribución, posicionamiento internacional, premios y otras actividades.

Entre los casos más recientes de algunos dominicanos que fueron pescados están: Kiko el Crazy con Rimas, Lápiz Conciente, Chris Lebron con Flow Factory y La Ross María con Sony Music México.

Santiago Matías, conocido popularmente como Alofoke explicó a Listín Diario que la gran tasa de contrataciones que los artistas urbanos están teniendo, es gracias a que las disqueras comenzaron a verlo como “negocio” y citó de ejemplo el caso del Alfa puntualizando que debido a su trabajo el dembow es visto internacionalmente.

En contraste, el experto en temas urbanos Alex Taylord explicó que realmente siempre ha existido interés por parte de las disqueras por los intérpretes urbanos dominicanos, solo que actualmente el acceso a esa información “es mucho mayor que antes”.

+ Ross María y Sony Music

La joven cantante anunció su firma con Sony Music México, en sociedad con 829 Music Mundial LCC, su sello discográfico.

Con tan solo 18 años de edad, La Ross es una de las nuevas promesas musicales con una carrera en ascenso que promete posicionarse en la escena urbana latina.

“Mi regalo más bonito” es uno de sus temas más conocidos. El video cuenta con más de 136 millones de reproducciones en YouTube, convirtiéndose en tendencia durante su estreno en 16 países.

+Kiko el Crazy y Rimas

Hace menos de un año el intérprete de “La pampara” firmó un contrato de distribución con Rimas, compañía que también tiene bajo su tutela la comercialización del Nene la Amenazzy.

Rimas Music es una de las disqueras más famosas a nivel internacional que tiene bajo su manejo artistas como Bad Bunny y Arcángel, ambos de origen puertorriqueño.

El tema se torna tantísimo complejo cuando se trata de los contratos discográficos, debido a que las multinacionales se han vuelto ahora socio del artista, pero como casi siempre se crean conflictos, sobre todo con los intermediarios que son a quienes muchos expertos del tema culpan del fracaso de un artista.

“En la mayoría de los casos, estos intermediarios se lleva gran parte del dinero que debería llevarse el artista, pero que por falta de educación y de conocimiento, aunque el artista genere mucho, lamentablemente no recibe lo que tiene que generar”, agregó Taylord.

Dentro de esos, existen reconocidos casos de urbanos dominicanos que han fracasado en el proceso de su convenio discográfico, como Mozart La Para, El poeta callejero y se suman a la lista Lo Blanquito.

+Mozart La Para y Roc Nation

Unos seis años han transcurrido desde que Mozart la Para firmó con Roc Nation mediante la división latina, en ese entonces, presidida por Romeo Santos, pero ese acuerdo terminó desilusionando a aquellos que alguna vez se entusiasmaron por la firma.

A pesar de que la firma Roc Nation es bastante popular en la industria de la música, la carrera del artista no logró conquistar grandes plazas en el mundo.

En justificación a ello, David Jiménez, empresario artístico y manejador del urbano Shadow Blow, confesó a este medio que “muchas veces los urbanos dominicanos se acomodan y le dejan todo a las disqueras”.

En similitud con la declaración de Jiménez, Taylord agregó que el fracaso de ese contrato con Mozart está asociado a que las divisiones latina quieren manejar el mercado habla hispana cómo se maneja el anglosajón y eso “nunca ha funcionado”.

+ Lo Blanquito y Sony Music

La agrupación musical Lo Blanquito firmó en 2018 un contrato de distribución con la disquera Sony Music Entertainment, con el objetivo de llevar su música a nuevos mercados, especialmente en Centroamérica.

En el sello lanzaron los álbumes Sin “S”, B.Y.E. y colaboraron con urbanos locales como Mozart la Para y Crazy Design.

Sin embargo, el convenio no dio buenos resultados luego de que Soco Francis, unos de los cuatro chicos que conformaban la banda, confesara que el grupo musical se separó.

Muchos comentarios asocian la separación con la “poca productividad” que comenzó a tener la banda, evidenciando el testimonio del manejador David Jiménez de que algunos le dejan el trabajo a la disquera, olvidándose de que ellos son quienes deben hacer la mayor parte.



Gracias a link

A %d blogueros les gusta esto: