El periódico digital más leído en RD

ARTE Y GENTE

Eddy Herrera celebra seis décadas de vida como un "galán del merengue"

Eddy Herrera, el cibaeño que en sus años mozos estaba más inclinado a la balada y que terminó como figura estelar del merengue, cumple este martes 60 años de edad, 40 de ellos en la música.

El denominado "Galán del merengue" nació el 30 de abril de 1964 en Santiago de los Caballeros, donde sus sueños de adolescentes se forjaban en sus pininos como cantante y estudiante de arquitectura en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra cuando en su vida apareció el hada padrino Wilfrido Vargas.

Desde su niñez simpatía por la música desde los seis años, pues cantaba de todo menos merengue, porque su deseo era ser baladista.

A los nueve años ya sabía tocar guitarra (su padre Iván Herrera le había comprado una por su cumpleaños) y a los 15 años participó en un festival de la voz en la Ciudad Corazón.

Luego de esa participación, Jorge Amaro fue quien le presentó ante July Mateo (Rasputín) como un “nuevo talento para la música en el país”.

Junto a Rasputín y su orquesta, Herrera cantó los temas “Martiña” y “Oye”. Sin embargo, el joven no se quedó con ellos, pues “para Rasputín yo era muy alto y elegante", bromeó en una entrevista.

Al tiempo que este suceso transcurría en la vida de Eddy, él estaba en la universidad, estudiaba inglés y jugaba béisbol.

Para el año 1984, Eddy Herrera ensayaba en el bar Las Nubes del hotel Camino Real de Santiago, para presentarse como contraparte de un show de la baladista Yolanda Duque.

En esa condición es como Herrera conoce a Manuel Vargas, mánager y hermano del merenguero Wilfrido Vargas.

“Mientras ensayaba Manuel Vargas estaba ahí escuchándome cantar en varios géneros; al terminar él me llamó y me dijo quién era y me dio su tarjeta de contacto. Eso fue un viernes y el lunes estaba Wilfrido en mi casa como a la 1 de la tarde. En ese entonces tenía 19 años”, recordó Herrera en entrevista publicada por Listín Diario.

Es a partir de ese momento en que las puertas hacia la música, dentro del género del merengue, se abren para Eddy Herrera, quien con el pasar de los años logró consolidarse como una estrella del ritmo que representa a los dominicanos, con una fuerza de aceptación y liderazgo igual que el primer día que marcó su carrera artística.

El tema que lo dio a conocer “El jardinero” fue el tema que dio a conocer a Eddy Herrera al entrar a la orquesta Los Beduinos. El merengue grabado entre Herrera y Jorge Gómez se pegó rápidamente.

“El jardinero surgió a los pocos meses de estar en la orquesta con Wilfrido”, ha comentado.

Luego el merenguero grabó a dúo con Wilfrido la canción “La Medicina”, otro éxito que logró consolidarlo dentro del grupo y luego hizo “El loco y la luna”, acompañado por Jorge Gómez y Wilfrido Vargas.

Según lo consultado en el libro “Merengueros” (de Fausto Polanco), en las primeras canciones, la voz de Eddy siempre estuvo acompañada de otro vocalista, pero esto cambió cuando grabó el tema “Mujer tirana”, con el cual pudo hacer algo más melódico. Eddy Herrera dejó la orquesta y a Wilfrido en agosto de 1989. El 20 de julio de 1990 debutó junto a su propia orquesta. Herrera fue ganador del premio Revelación del año en los Premios Casandra de 2001.

Eddy ha construido una carrera de 40 años sin mayores escándalos en su vida, además de una relación duradera desde hace 37 años con su esposa, Martha.

Eddy Herrera tiene cuatro hijas: la mayor, Elbanelly, quien es fruto de una relación anterior y quien ha procreado tres nietos del cantante, Camila, Gael y Sofía; Gabriela (Gaby), de 35 años, que le dio otra nieta, Emma Lucía; Laura, de 25 años, y Natalia de 19 años, producto de su matrimonio de Martha Herrera.

La Redacción

El periódico digital más leído en Santiago de los Caballeros y toda Republica Dominicana