¿Es pecado tener relaciones sexuales en Semana Santa?

El sexo en Semana Santa siempre ha estado limitado por creencias culturales

El sexo en Semana Santa es un tema que llama al debate, ya que envuelve un sinnúmero de creencias que, asociadas a la semana más importante del imaginario católico, da la oportunidad para que la gente cree mitos que no se sustentan con el tiempo.

Dentro de las ideas más comunes que circulan, es que el acto sexual en esta semana es un pecado. Es más, de acuerdo con la creencia popular, Dios puede castigar a las parejas que realicen actos sexuales durante esta fecha, incluso producto de ese castigo muchos aseguran la posibilidad de quedarse pegados. ¡Toda una locura!

Quedarse pegado puede ocurrir en cualquier momento ya que esta posibilidad sí existe, pero esto sucede cuando hay un problema físico o psíquico producido en la mujer, que puede ocasionar que durante el acto ocurra una contracción involuntaria en ciertos músculos vaginales. Estos pueden aprisionar el pene y, por supuesto, la pareja se queda pegada. Esta situación puede ocurrir en cualquier momento del año.

Aunque muchos aseguran que esta creencia fue impuesta por la Iglesia católica, la verdad es que ninguna corriente religiosa prohíbe tener sexo, ni esto implica que quien lo haga está cometiendo un pecado.


Todavía el Vaticano continúa considerando pecado las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo o fuera del matrimonio, lo cual incluye relaciones prematrimoniales y extramatrimoniales.

Además, el misterio del sexo con esta semana puede estar relacionado a que la Semana Santa es una época de recogimiento, reflexión y oración, y en estos días se conmemora la pasión, muerte y resurrección de Jesús en sus últimos días en la Tierra. Por esto, muchos están de luto hasta el día de la resurrección y eso puede incluir no disfrutar del sexo.