Michel Camilo solo: colores y emociones al compás del piano

Kharla P. Ceballos

“La fantasía fluyó” el pasado sábado en la sala principal del Teatro Nacional Eduardo Brito, tal y como fueron los deseos del galardonado pianista dominicano de jazz Michel Camilo, quien con sus interpretaciones cautivó en una velada llena de ritmos vibrantes y matices tropicales.

Camilo lleva al público a una experiencia llena de colores y emociones en continúo contraste, y que hicieron de esta noche un encuentro que quedará marcado en el corazón de los asistentes, amantes de jazz y el son latino.

El veterano pianista regresó a República Dominicana, demostrando que el jazz sigue vivo en el corazón de la gente de su isla, reafirmando su talento y dominio magistral en la música a través de las teclas del piano.

El artista dio inicio a la noche con una una pieza que enamoró a sus espectadores.

Luego continuó la función, no sin antes expresar su alegría, entusiasmo y agradecimiento con el público por estar presente en una noche tan especial.

Mencionó que esa noche “era como un sueño para el”, pues dijo que 15 años atrás, antes de iniciarse tocando a nivel mundial “piano sólo”, se negaba a las invitaciones de sus colegas para

interpretar dichas piezas, confesión que causó sorpresa en el público, pues también destacó que “ha sido un camino difícil y lleno de retos”.

“Es un placer inmenso estar aquí y traerles algo que comenzó hace como 15 años, este solo piano a nivel mundial. Por muchos años me invitaban a hacerlo y yo me negaba. Incluyendo el mismo Carniegei Hall me llamó una vez y le dije: – no estoy listo todavía-. Es un lenguaje muy difícil, lleno de retos. La fantasía fluye, hay que dejarla fluir y espero que esta noche sea maravillosa y que todos la disfrutemos juntos”, dijo el artista.

Camilo nos envuelve en una velada cargada de melodías, guiándonos a través de historias que transmiten sentimientos desde el amor a la nostalgia, desde la incertidumbre a la pasión, desde el furor a la calma y a la serenidad, pero por sobre todo, notas que transmitían la alegría de un son latino, la euforia del trópico y sus encantos, así también como sus amarguras y desilusiones.

Piezas como “Take five” “Tu y yo” y “Song for my father” destacaron en sus interpretaciones, que como era de esperarse, fueron respondidas con largos aplausos y ovaciones del público, fascinados ante tal destreza y entrega de artista al tocar el piano.

En medio de las aclamaciones y los aplausos, el intérprete quiso contar a sus espectadores un poco más de su historia y su trayectoria en el mundo de la música, destacó una pieza que sería esencial en el desarrollo de su estilo musical y que aportó ese ritmo y color caribeño a sus obras.

Esta fue precisamente “Song for my father” por Horace Silver, un destacado pianista y referente del jazz a nivel mundial, que con sus melodías transmitía ese toque latino que tanto cautivó a Camilo y que dejó huella en la historia de su carrera y del latín jazz en general.

“Tú y yo”, pieza que causó entusiasmo entre los oyentes, debido a la historia de dos amantes, que quedó grabada en melodías y ritmos llenos de frenesí y pasión, enamoró también al público que marcó un momento de clímax en la función, que terminó con una ovación de pie hacia el artista.

La función terminó con dos piezas demás pedidas por el público, que con entusiasmo y ovaciones aclamaban al compositor.

Entre risas, alegría, música y fervor, cientos de personas acompañaban con aplausos, al son del latín jazz, la pieza final de la noche, la cuál concluyó con palabras de agradecimiento y cariño del propio Michel Camilo hacia su audiencia, dando cierre de esta forma a una memorable noche, llena de colores y emociones al compás del latín jazz.

El escenario y la puesta en escena por su parte también se destacó, altas cortinas iluminándose en armonía con los matices y contrastes que presentaba cada pieza, en ocasiones tonos azules y morados, que acompañaban las canciones más intrépidas, para luego pasar a un vívido rojo carmesí que hacía presencia en las piezas más dramáticas e intensas, pudiendo así lograr transmitir cada sensación a flor de piel.

Michel Camilo, nacido en Santo Domingo el 4 de abril de 1954, es un pianista y compositor de lujo del latín jazz a nivel mundial, ganador del Premio Grammy al mejor álbum de jazz latino en 2000, 2004, 2013, 2017 y 2021.

 



Gracias a link

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: