BROOKLYN NETS: UN EQUIPO CON LAS HERRAMIENTAS PARA IR POR LA CORONA

BROOKLYN: UN EQUIPO CON LAS HERRAMIENTAS PARA IR POR LA CORONA.

Hace unos días, vengo comentando con el prestigioso abogado y amigo, Harold Francisco Núñez M. A, quien tiene basta experiencia en el deporte, especialmente en el baloncesto, sobre el equipo de Brooklyn Nets, y fruto de la investigación y de esa conversación, me motivo a escribir lo que muchos “quieren ignorar”, pero que cada día es más visible, me refiero a la postulación más que clara del equipo de Brooklyn Nets, como contenedor al título de la NBA.

Quisiera empezar mi análisis, sopesando una comparación con uno de los mejores equipos de la historia del baloncesto (sino el mejor), Los Guerreros de Golden State, que desde el 2014-2015 hasta 2018-2019, disputó 5 finales seguidas, logrando 3 de ellas.

El equipo tenía en su haber a un tridente de jugadores “Ofensivos” que a su vez, se complementaban con una banca “Eficiente”, con un dirigente “Sin experiencia”, pero con vivencias del juego. Los años permitieron que Los Guerreros, fuesen moldeando y armonizando su juego y de Mark Jackson a Steve Kerr, se logró la metamorfosis. Nunca fueron el mejor equipo defensivo, pero no hay mejor defensa, que una muy buena ofensiva.

Además de la dirección de Kerr y el juego de Curry, Green, Durant (2017-18 y 2018-19) y Thompson, los guerreros contaron con Barbosa, Steve Blake, Harrison Barnes, David Lee, Andre Iguodala, Bogut, Shaun Livingston y Kevon Loney en ese trayecto.

Me pregunto: ¿Cuál tridente es más ofensivo Curry-Durant-Thompson o Irving-Harden-Durant?, no se cual será su respuesta, pero evidentemente, el trio de Brooklyn es superior. Los números asi lo demuestran, además de las diversas armas ofensivas que les acompañan, ya que atacan más el aro y poseen buenos tiros perimetrales.

Sin embargo, nos hemos desesperado con el tema de la defensa, lo que es un trabajo para ajustar en la fase regular y que de seguro se verá resuelto para s post temporada, como lo hacían los Guerreros.

No existe en la NBA de la actualidad un sistema defensivo estable, siquiera los Spurs de San Antonio han logrado ajustar la escuela Popovich para frenar la hola ofensiva de la actual temporada.

Basado en esto, creo que un equipo que acaba de agregar a Andre Robertson Un defensor neto ( All-defense 2016-2017 ), y la adquisición de un jugador experimentado en la persona de Iman Shumpert (campeón 2016, All-Rookie 2011-12), 11 temporadas en la liga y quien ya ha jugado con estrellas de la talla de Lebron James, Carmelo Anthony, Kyrie Irving, James Harden, entre otros, pueden ayudar al equilibrio defensivo.

Agregaré la pregunta más potente del tema, ¿Qué sistema defensivo en la NBA puede parar a Irving, Harden y Durant? la respuesta será ninguna, sabiendo que en este trio tenemos 7 titulos de anotación, 24 juegos de estrellas, dos MVP, titulo de asistencias, 2 campeonatos y sobre todo, el hambre de ganar.

No olvide que el equipo tiene a DeAndre Jordan, dos veces All-defense en la NBA y dos veces ganador del liderato de rebotes en la liga, Jeff Green, Joe Harris, quien lideró la liga en porcentaje de 3pt en la temporada 2018-2019 (. 474), Tyler Johnson, el novato Reggie Perry, entre otros, que pueden ayudar a hacer de este equipo un contenedor potencial al título.

Steve Nash tiene en su haber, un IQ de baloncesto mostrado en duela, que puede ser ajustado en la Pizarra de Entrenador y acompañado de Mike D’Antoni, Jacque Vaughn, Ime Udoka, Adam Harrington, Royal Ivey y Jordan Ott. Creo bo equivocarme y tener en este equipo, un finalista y más allá por el título de la NBA.

Te invito a no evaluar los resultados prematuros y concentrarte en la actitud defensiva. Además, su récord ante equipos con récord por encima de 500 (10-1), el mejor de la liga. Sin duda, Brooklyn Nets, va por el título.