La NBA define las ventajas que tendrán los jugadores vacunados

Con algunos jugadores recibiendo ya las primeras vacunas, la NBA ha emitido un comunicado en el que detalla las ventajas que tendrán quienes estén completamente vacunados con respecto a aquellos que prefieran no recibir su dosis. Muchas de ellas implican una notable relajación de las estrictas medidas que establece el protocolo sanitario de la liga, lo cual va en consonancia con unas recientes declaraciones de Adam Silver, quien afirmó que, si bien no se obligará a los jugadores a vacunarse, confiaba en que, al menos por motivos de comodidad, la inmensa mayoría lo hiciera.

Antes de ir con las nuevas medidas, es importante definir a qué jugadores se aplicará, ya que la liga ha sido muy específica el respecto. Por un lado, se establecen beneficios específicos para los jugadores vacunados, que pasarán a ser considerados como tal dos semanas después de recibir la última dosis, mientras que también habrá nuevas medidas para los equipos vacunados, es decir, aquellos en los que el 85% de los jugadores y el 85% del staff haya recibido su dosis.

Una de las principales medidas para los jugadores vacunados es que no tendrán que ponerse en cuarentena en caso de estar en contacto con un positivo, lo cual puede tener un enorme impacto a la hora de reducir las ausencias debidas al protocolo. Además, podrán recibir visitas de amigos y familiares tanto en sus casas como en los viajes sin que estas tengan que registrarse ni someterse a un test, podrán salir a cenar fuera, y no tendrán que someterse a una PCR en sus días libres entre otras ventajas. En cuanto a los equipos vacunados, estos podrán estar sin mascarilla en sus instalaciones, y se les dará una mayor flexibilidad a la hora de abandonar los hoteles de concentración durante las giras.

Entre la liga, existe la sensación de que estos beneficios servirán de incentivo para que los jugadores se vacunen, pero también se está tratando de inculcar la importancia de seguir actuando de forma responsable una vez recibidas las dosis. Sin ir más lejos, se espera que los test antes del partido sigan formando parte de la rutina de la NBA durante un tiempo, y se confía en que los jugadores actúen con ejemplaridad a la espera de cómo mejora la situación.