La primera noche de Al Horford en la Final de la NBA

Los Golden State Warriors y los Boston Celtics darán es­te jueves en San Francisco el pistoletazo de salida a las Fi­nales de la NBA, en un due­lo vibrante en el que la expe­riencia de los californianos, que pelean por su cuarto ani­llo en ocho años, choca con el descaro de Jayson Tatum, Ja­ylen Brown y Marcus Smart, debutantes en este escenario.

En busca de su cuarto ani­llo en ocho años (desde 2015 solo se ausentaron en las Fi­nales de 2020 y 2021), los Warriors se presentarán a su cita con los Celtics con la con­fianza por las nubes tras su rotunda victoria en la final del Oeste ante los Dallas Ma­vericks de Luka Doncic (4-1).

Después de dos años tor­mentosos de lesiones que les dejaron fuera de los ‘pla­yoffs’, los de Steve Kerr son ahora todo sonrisas con una maquinaria en la que todas las piezas parecen perfecta­mente engrasadas.

Stephen Curry y Klay Thompson siguen siendo un dúo letal y arrollador, Jordan Poole ya es el tercer miem­bro de los “Splash Brothers”, Draymond Green represen­ta el alma del equipo y sostie­ne al equipo en defensa, Ke­von Looney se está poniendo las botas en la lucha por el re­bote y Andrew Wiggins se ha adaptado de maravilla a su rol de complemento y hom­bre para todo.

A diferencia de los Celtics, los Warriors llegarán con las piernas frescas y con muchos días para haber despejado la mente.Golden State jugó su último partido contra los Ma­vericks el pasado jueves (los Celtics cerraron su final del Este el domingo) y, a lo lar­go de los ‘playoffs’, han dis­putado 16 encuentros (4-1 a Denver Nuggets, 4-2 a Mem­phis Grizzlies y 4-1 a Dallas Mavericks).

En cambio, los Celtics han tenido que jugar 18 parti­dos y sus dos últimas elimi­natorias (Milwaukee Bucks y Miami Heat) les exigieron llegar hasta el séptimo en­cuentro con lo que ello supo­ne de presión, nervios y car­ga tanto mental como física.

Además de tener el factor cancha y de haberse ahorra­do el viaje para los dos pri­meros duelos, los Warriors cuentan con un parte médi­co más favorable que el de sus rivales. Sin percances en su quinteto inicial, los de San Francisco confían en poder ampliar su rotación en las Fi­nales si regresan los lesiona­dos Otto Porter Jr., Gary Pa­yton II y Andre Iguodala.

El carácter ganador de Curry, Thompson y Green es incuestionable (los Warriors tienen el mejor rating ofen­sivo de los ‘playoffs’) pero no hay que olvidar el enor­me trabajo desde el banqui­llo de Steve Kerr, que en su carrera como entrenador lle­va un impresionante balance de 21-2 en los ‘playoffs’ pues­to que solo ha perdido dos eliminatorias: las Finales de 2016 y 2019.

Si los líderes de los Warriors están acostumbra­dos a estas vitrinas, los Cel­tics no llegaban a las Finales desde 2010. Será una prime­ra vez para Tatum, Brown, Smart o Al Horford, el pri­mer dominicano en clasifi­carse a las Finales NBA, tras una trayectoria de quince años en la liga.

 SEPA MÁS

Construidos desde el draft

Núcleo.


Thompson, Stephen Cu­rry y Draymond Green, el núcleo de la dinastía de los Warriors de Gol­den State, fueron ele­gidos en el draft en­tre 2009 y 2012 y tie­nen ahora entre 32 y 34 años.

Tatum y Brown.

Por su lado las estrellas de Celtics de BostonJay­son Tatum, de 24 años, y Jaylen Brown, de 25, fueron seleccionados en los sorteos de talentos correspondientes a los años 2017 y 2016.

}); fbq('track', 'PageView');

}); fbq('track', 'PageView');

(function (d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) { return; } js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = "https://connect.facebook.net/en_US/sdk.js"; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, 'script', 'facebook-jssdk'));



Tomado de link

A %d blogueros les gusta esto: