Miles de seguidores se echan a la carretera para recibir a los campeones

La Copa ya está en Donosti y la falta de actos de celebración no ha evitado que muchísima gente haya salido al paso del autocar desde el aeropuerto hasta Zubieta

El trofeo de la Copa del Rey que tan justamente consiguió ayer por la noche en Sevilla la Real Sociedad ya se pasea por las calles de Gipuzkoa, después de que el avión que trasladaba a los brillantes campeones haya aterrizado en el aeropuerto de Hondarribia pasadas las 14.15 horas. Miles se seguidores han salido a las carreteras cercanas, también a las de Zubieta, para aplaudir el paso del autocar.

La Real tenía previsto llegar a San Sebastián sobre las 13.00 horas pero, como suele ser habitual en estos casos, ha habido el lógico retraso. La celebración en el hotel de concentración estuvo a la altura de la larga que espera que el club txuriurdin ha tenido que pasar para disputar la final de la edición 2020, primero, y suceder al trofeo logrado en 1987, el último que había llegado a sus vitrinas. La versión flamenca del himno ‘Txuri Urdin’ a cargo de Sonakay fue el hit de la noche.

Imanol Alguacil, que ya al finalizar la rueda de prensa pasó de entrenador a hincha, fue uno de los grandes animadores de una fiesta, que se alargó hasta tal punto que alguno de sus hombres lo terminó pagando con un retraso a la hora de la salida de la expedición.

Andoni Gorosabel, uno de los mejores realistas en la final, no dio señales de vida cuando se pasó lista antes de abandonar el hotel de concentración y el delegado y algún compañero tuvieron que ir a buscarle a la habitación.

Con el lógico cansancio del partido y la fiesta, pero con la enorme alegría de ser campeones de Copa, los realistas abandonaron Sevilla aplaudidos por decenas de aficionados andaluces, que en San Sebastián se convirtieron en miles cuando el avión aterrizó con los triunfadores y su Copa.

El hecho de que no vaya a haber actos de celebración debido a la pandemia y la presencia de la Ertzainza en las inmediaciones del aeropuerto y Zubieta con el deseo de evitar las acumulaciones que se dieron en la salida del pasado viernes, ha llevado a miles se seguidores a salir a las carreteras cercanas para aplaudir el paso del autocar. Con distancia y casi a ciegas, pero con el mismo sentimiento, la afición txuriurdin ha homenajeado a los campeones como se merecen.