Salón de La Fama recibe a sus nuevos miembros.

La que fue, sin exagerar, la ceremonia de exaltación más esperada del Salón de la Fama de las Grandes Ligas, finalmente se completó ayer.

El escenario – el amplio jardín que afuera del Clark Sports Center, a una milla del sagrado Salón en Cooperstown, Nueva York– era familiar. La época del año – un día de mitad de semana en septiembre – no tanto. Pero luego de una larga esperada, ocasionada por la pandemia, la exaltación de Derek Jeter, Larry Walker, Ted Simmons y el fallecido Marvin Miller pudo realizarse.

El COVID-19 obligó a ajustar todo lo anterior y hacer la espera un poco más larga. Cuando llegó el momento del evento, el estrado lucía tristemente distinto: 10 miembros del Salón de la Fama fallecieron desde la última reunión en Cooperstown en julio del 2019.

Pero el brillante sol fue un bálsamo, y la gran cantidad de visitantes fueron la inequívoca de señal del regreso a lo que hace de este evento una parte integral del calendario de la temporada de Grandes Ligas.

A %d blogueros les gusta esto: