Tres compañeros de equipo de la secundaria son titulares el día inaugural MLB

Lucas Giolito, Max Fried y Jack Flaherty fueron compañeros de equipo hace nueve años en Harvard-Westlake, una prestigiosa escuela preparatoria en Los Ángeles.

El jueves, los tres serán lanzadores abridores en las Grandes Ligas.
Y ni siquiera ganaron un título estatal de California el año que jugaron todos juntos.
“Si señala una escuela secundaria en particular y pregunta: ¿Cuál es la probabilidad de que tres jugadores de béisbol que se gradúen este año terminen lanzando para equipos de Grandes Ligas y sean seleccionados para ser titulares de este año el día inaugural? La probabilidad es menos de uno en mil millones ”, dijo James E. Corter, profesor de estadística y educación en el Teachers College de la Universidad de Columbia.
“Pero si se asume que tal vez hay 10,000 escuelas secundarias en los Estados Unidos y en otras partes del hemisferio donde hay equipos de béisbol que juegan a un nivel que podría hacerlos notar y reclutar, las probabilidades de que suceda en algún lugar, , sube considerablemente ”, dijo Corter. “Así que ahora estamos hablando más como uno entre 100.000. Aún así, bastante inusual “.
Giolito se convierte en el primer diestro de los Medias Blancas en hacer aperturas consecutivas en el día inaugural desde Jaime Navarro en 1997 y 1998 cuando Chicago abre bajo el nuevo manager Tony La Russa en Los Angeles Angels, y Flaherty abrirá su segundo primer partido consecutivo cuando los Cardenales de San Luis están en los Rojos de Cincinnati. Fried sube al montículo en un primer partido por primera vez cuando Atlanta juega en Filadelfia.
“Es genial cuando sabes que el 10% de la liga comienza el día de apertura desde la misma escuela secundaria”, dijo Giolito. “Hemos estado trabajando juntos durante mucho tiempo, animándonos mutuamente. Es bastante extraño y salvaje. No creo que eso haya sucedido antes en ningún deporte profesional en el que haya tres muchachos de la misma escuela secundaria compitiendo en el gran escenario “.
Flaherty tuvo foja de 6-1 con efectividad de 1.77 y un salvamento en su segundo año para los Wolverines y Fried tuvo marca de 8-2 con efectividad de 2.02 en su último año. Giolito se lesionó al comienzo de su temporada senior y terminó 2-1 con una efectividad de 0.84.
El equipo de béisbol de Harvard-Westlake tuvo marca de 24-5-1 en 2012 y perdió ante Valencia 3-1 en la segunda ronda de los playoffs. Un año después, Flaherty lanzó un hit de seis hits y tuvo un sencillo productor para vencer a Marino 1-0 en el juego de campeonato de la Federación Interescolar de California 2013 en el Dodger Stadium.
“Lo más divertido fue ir a la cama la noche anterior y saber que tenía a alguien realmente bueno yendo al montículo al día siguiente. No hubo muchas noches sin dormir durante ese período de la historia de nuestro programa ”, dijo Matt LaCour, entrenador de béisbol de Harvard-Westlake de 2002 a 2015 y ahora uno de sus directores deportivos. “Era bastante fácil decir cuando entraron en su tercer y último año que todos iban a ser el tipo de selecciones de draft de alto perfil y muy buscadas en las que se convirtieron. Supongo que con Jack fue un poco diferente a los otros dos. No estábamos muy seguros de si iba a ser un jugador ofensivo o defensivo en lo que respecta al béisbol profesional “.
Fried asistió por primera vez a Montclair Prep en Van Nuys, luego se transfirió después de que su escuela eliminó el béisbol y otras actividades extracurriculares. Flaherty estaba entrando en su segundo año en 2011-12, considerándose un campocorto, y Giolito estaba comenzando su temporada senior. Para 2012, Giolito había alcanzado las 100 mph en un juego de la liga de invierno y fue proyectado como una posible selección número uno antes de sufrir un esguince del ligamento colateral cubital en su codo lanzador, lo que llevó a la cirugía de Tommy John el 13 de septiembre.
“Sabía que iban a tener éxito en función del talento, la ética de trabajo. ¿Pensé que los tres comenzarían el día de la inauguración? No, no me lo podía imaginar ”, dijo el entrenador de pitcheo Ethan Katz, entonces con Harvard-Westlake y ahora comenzando su primera temporada con los Medias Blancas.
Flaherty vio a los demás como potenciales titulares del día inaugural, pero no a él mismo, porque no previó su futuro en el montículo.
“Definitivamente sabíamos que Lucas y Max iban a comenzar el día inaugural juntos en algún momento, y creo que fui el tercero que se agregó a eso”, dijo. “Esos tipos han sido sementales en los últimos años. Es divertido estar rodeado de chicos de ese calibre y tener relaciones con ellos “.
La confianza no faltaba: el trío se veía a sí mismo como futuro jugador de Grandes Ligas. Giolito verificará los inicios de los otros dos y quizás “comparará y contrastará”.
“Ese era el tipo de cosas”, recordó Giolito, “estábamos hablando cuando tenías 15, 16, 17 años: vamos a estar en las Grandes Ligas. Vamos a empezar partidos. No sé si alguna vez tuvimos una conversación específica sobre todo a partir del día de la inauguración. Probablemente estábamos hablando mucho de eso, ¿no sería tan genial si estuviéramos en el mismo equipo? Pero definitivamente es algo muy extraño e increíble ser parte de eso. No sé si eso volverá a suceder en los deportes profesionales, algo así. Ojalá todos estemos comenzando los días de apertura para el resto de nuestras carreras “.
Y, de hecho, los tres se convirtieron en selecciones de primera ronda. Fried fue seleccionado séptimo por San Diego en 2012 y Giolito décimo sexto, mientras que Flaherty fue elegido en el puesto 34 por St. Louis en 2014.
Y los tres fueron bebés extra, con Fried firmando por $ 3 millones, Giolito $ 2,925,000 y Flaherty $ 2 millones.
Giolito, un derecho de 26 años, se convirtió en un All-Star en 2019. Tuvo marca de 4-3 con efectividad de 3.48 el año pasado y tiene marca de 31-29 en cuatro temporadas.
Fried, un zurdo de 27 años, tuvo marca de 7-0 con efectividad de 2.25 el año pasado, mejorando a 26-11 en cuatro temporadas. Ganó un Guante de Oro y terminó quinto en la votación del Premio Cy Young de la Liga Nacional.
Flaherty, un derecho de 25 años, tuvo marca de 4-3 con efectividad de 4.91, dejando su récord de 23-22 en cuatro años.
Durante la temporada baja, Fried y Flaherty todavía se ejercitan en Harvard-Westlake.
“Estoy muy feliz y muy emocionado por esos muchachos”, dijo Fried. “Han trabajado muy duro para poder ponerse en esa posición. Compartir eso y poder lanzar el mismo día que esos muchachos es genial “.