Aplazan coerción caso muerte niño en Caipi

La Oficina de Atención Permanente de San Francisco de Macorís reenvió para el lunes 26 de este mes el conocimiento de la medida de coerción solicitada contra cinco empleados del Centro de Atención a la Primera Infancia (Caipi), del sector Pueblo Nuevo, por el caso de un niño fallecido en esa unidad de cuidado infantil.

El Ministerio Público solicitó la imposición de tres meses de prisión contra cada uno de los imputados, a quienes acusó de homicidio involuntario en perjuicio del menor.

El órgano investigador pidió que se les aplique dicha medida de coerción a Carmerys Liriano de Candelier, encargada administrativa; Elena Hernández Muñoz, técnico territorial;  Yanina Rojas Moronta, coordinadora de agente educativo; Rosmery Cross Olivo, maestra, y Katerin Castaño Bautista, asistente de maestra, para ser cumplida en la Cárcel Pública para Mujeres de Salcedo o en Nagua.

Las imputadas fueron arrestadas luego que, durante el proceso de investigación, se estableciera su vinculación con la muerte del niño bajo su cuidado.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: