El periódico digital más leído en RD

EL CIBAO

ATAQUESA AL RIO YAQUE CAUSA PROBLEMAS CON SERVICIOS DE AGUA

EL CORREO.-Santiago. La erosión de las aguas del río Yaque del Norte a su entrada a la presa de Tavera, y las actividades de ganadería y deforestación en la cordillera central, se están constituyendo en un grave riesgo para la actividad humana y agrícola.

Representantes de sectores ambientalistas denuncian que, en la medida en que avanza de manera estrepitosa el descenso del embalse Tavera Bao, que cada día ve reducir siete centímetros, crece el temor ante la crisis en el suministro de agua potable.

Al mediodía del sábado la presa que alimenta al acueducto Cibao Central que permite abastecer del vital líquido a comunidades de Santiago y a zona de la provincia Espaillat se situó en 313.51 metros sobre el nivel del mar.

Se estima que si cada día disminuye siete centímetros, de continuar la sequía, para el mes de junio, el embalse Tavera-Bao podría descender a 311.00, lo que causaría que se desconecte con el embalse de Bao, dejando de alimentar la fuente del acueducto Cibao Central.

El fin de semana, el caudal de entrada al embalse fue de 12.46 metros cúbicos por segundo y la salida al río fue de 14.94 metros cúbicos por segundo. La construcción de la presa de Tavera permite almacenar 327.50 metros sobre el nivel del mar.

El secretario de Agua Potable y Saneamiento del partido Fuerza del Pueblo, Hamlet Otáñez denuncia el deterioro de las cuencas altas de los ríos, en particular el Yaque del Norte, Yaque del Sur y Yuna, debido a la ganadería extendida, la actividad minera, la deforestación y la erosión del suelo, así como la agricultura ilegal en zonas protegidas.

Degradación

Otáñez quien dirigió por varios años la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santiago dijo que las imágenes demuestran cómo se va degradando la boca del Yaque del Norte que penetra a la presa de Tavera debido a la tala indiscriminada.

“Es necesario tomar medidas urgentes para fortalecer la protección del medio ambiente y garantizar un uso sostenible de nuestros recursos naturales”, enfatiza el declarante.

Entiende que uno de los principales desafíos que enfrenta República Dominicana en materia ambiental es la creciente problemática de los incendios forestales, que han afectado gravemente a las áreas protegidas del país.

Otáñez cuestiona además la baja inversión del gobierno destinada en el presupuesto para el Ministerio de Medio Ambiente.

De su lado, el dirigente ambientalista José Luis Gómez Pimentel, de la Fundación Amigos Verdes mostró preocupación por la situación de los ríos que nacen en Constanza y Jarabacoa, entre estos el Yaque del Norte y el Jimenoa.

Recordó que en esta zona nacen el 70% de los ríos, producen más del 80% de los vegetales, son lugares bendecidos, repletos de agua y comida, pero huérfanos de autoridades.

La Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santiago se ha visto agobiada por las constantes quejas de las comunidades por la agudización del servicio de agua potable.

El director general de la entidad acuífera, Andrés Burgos junto a su equipo técnico logró desactivar un paro que habían convocado los dirigentes del Comité Pro Agua de Licey Al Medio y del Frente Amplio de Lucha Popular (Falpo), previsto para esta semana.

La institución potabilizadora trabaja en la instalación de una tubería de agua potable de seis pulgadas y 1, 100 metros lineales.

Efectos plástico que llega de Jarabacoa al Yaque

Los efectos de la contaminación por las barriadas levantas en la ribera del río Yaque a su paso por el municipio de Jarabacoa , provoca que cada cierto tiempo la presa de Tavera se vea afectada por la basura y material plástico.

Esto disminuye la calidad del agua que posteriormente es tratada por las entidades acuíferas.

A mediado del año 2017, tras la realización de estudios que determinan los altos niveles de contaminación del río Yaque del Norte y de varias cañadas de Santiago, una comisión el Consejo para el Desarrollo Estratégico de Santiago presentó al entonces Presidente Danilo Medina un proyecto de rescate.

Desde entonces y en la actual gestión solo se trabaja en el saneamiento del arroyo del Gurabo, cuyas contaminadas aguas penetran al Yaque del Norte, no así.en la parte alta, es decir, en la cuenca.

Esto genera que disminuya el caudal de agua que debe recibir el embalse Tavera-Bao.

Entidades como Acción Verde, la Sociedad Ecológica del Cibao han abogado durante mucho tiempo por acciones concretas y pasar para evitar la muerte del río más importante con que cuenta el país.