Monseñor Ramón Alfredo de la Cruz consagrado nuevo obispo de SFM

“Seré el obispo de los pobres y de los ricos, los humildes y los orgullosos, los fuertes y los débiles. Las puertas del obispado siempre estarán abiertas, para acoger, escuchar y acompañar”, subrayó.

SAN FRANCISCO DE MACORÍS, República Dominicana.- Monseñor Ramón Alfredo de la Cruz Baldera fue consagrado obispo de San Francisco de Macorís en una eucaristía presidida por el obispo emérito de la diócesis, monseñor Fausto Ramón Mejía Vallejo, con la participación de los obispos de la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED), el presidente de la República Luis Abinader y la vicepresidenta Raquel Peña.

La ceremonia se efectuó este sábado 24 de julio en el complejo deportivo Juan Pablo Duarte y a ella asistieron también otras autoridades gubernamentales, civiles y militares.

En la homilía, Mejía animó a De la Cruz a “enfrentar con lucidez los grandes retos que tenemos por delante, entre ellos el deterioro de la institucionalidad familiar y la secuela que eso conlleva”, según dijo.

Debe enfrentarse, asimismo, añadió, al “avance de un modelo económico que se prolonga y que favorece la concentración de la riqueza en pocas manos; las decisiones legislativas y judiciales sin referencias éticas que generan impunidad e injusticia; las distintas expresiones de violencia y de inseguridad que atentan con la dignidad humana y la convivencia pacífica”.

El recién ordenado obispo de San Francisco de Macorís señaló a su vez que todos los dominicanos “estamos llamados a dar razón de la esperanza”.

Son diversos los grupos que hoy buscan respuestas, entre ellos “los jóvenes que han dejado de creer en la Iglesia, los que han perdido la fe, los enfermos que esperan la cura de una enfermedad, los colectivos feministas, LGTBIQ, anarquistas, pro tres causales, artistas urbanos y los inmigrantes”, admitió.

Asimismo, para conocer a profundidad las fortalezas y debilidades de la diócesis, monseñor Ramón Alfredo de la Cruz Baldera expresó su deseo de “ir a las periferias, ser pastor de una Iglesia en salida, que no tema al diálogo con el mundo, con los sectores sociales, profesionales y religiosos”.

“Seré el obispo de los pobres y de los ricos, los humildes y los orgullosos, los fuertes y los débiles. Las puertas del obispado siempre estarán abiertas, para acoger, escuchar y acompañar”, subrayó.

En la celebración, transmitida por diversas plataformas de comunicación tradicionales y digitales, participó una representación del clero y laicos cumpliendo con los protocolos de higiene y distanciamiento físico obligados por la COVID-19.

Monseñor Alfredo de la Cruz, quien tiene como lema episcopal “Dar razón de la esperanza”, presidirá su primera eucaristía como obispo de la diócesis mañana domingo en la Catedral Santa Ana de San Francisco de Macorís.

Sobre Monseñor Alfredo de la Cruz

El papa Francisco nombró al sacerdote Alfredo de la Cruz obispo de San Francisco de Macorís el 15 de mayo de 2021, en sustitución a monseñor Fausto Mejía, quien había presentado su renuncia por razón de edad, según lo establecido en el Código de Derecho Canónico.

Nacido el 5 de julio de 1961, fue ordenado sacerdote el 12 de enero de 1991. Ha sido, entre otras funciones, formador y decano de Filosofía en el Seminario Pontificio Santo Tomás de Aquino (SPSTA), rector de la Universidad Católica Nordestana (UCNE), rector del Instituto de Sacerdotes Diocesanos de Schönstatt para México, Centroamérica y el Caribe, y presidente de la Asociación de Rectores Universitarios (ADRU).

Hasta la fecha era rector de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM)

A %d blogueros les gusta esto: