Policía afirma hubo tumbe en rapto y muerte de ingeniero

SANTO DOMINGO.- La Policía informó este martes que el secuestro y posterior asesinato del ingeniero Richard Bolívar Santana Santos se debió a un supuesto tumbe de drogas.

La uniformada dijo que identificó a un grupo criminal organizado dedicado al secuestro, sicariato y tumbe de sustancias narcóticas, responsable de mantener en cautiverio y quitarle la vida a Bolívar Santana y enterraron su cuerpo en una finca del municipio de Villa Altagracia.

Según la Policía la supuesta banda también retuvo contra su voluntad a una mujer junto a la víctima, el pasado 10 de diciembre del 2020, para obligar a Santana Santos a entregar una gran cantidad no especificada de drogas y dinero en efectivo.

Por el caso la Policía detuvo a  Gabriel Elías Lesta Reyes (a) Leta, Papo, Poli y/o El Grande; Armando Soto Hernández; España Contreras (a) Ramón; Rafael Ricardo Espinal Abreu, en tanto que otros seis hombres son activamente buscados.

El pasado jueves 7 de enero, miembros de DICRIM y la Unidad Canina, en compañía del Ministerio Público, se trasladaron a una finca ubicada en el Km 40 de La autopista Duarte, Villa Altagracia, guiados por Armando Soto Hernández, en cuya zona boscosa se procedió a una excavación donde se desenterró un cuerpo el cual se pudo determinar que correspondía a Richard Bolívar Santana Santos.

Además, se encontró en unos de sus bolsillos una cédula de identidad y electoral a su nombre, según el médico patólogo, tenía de 10 a 8 días sepultado.

Responsabilidad individual

Armando Soto estaba siendo activamente buscado por su participación en el caso y manifestó a los investigadores que él es el administrador de la finca donde fueron llevadas ambas personas.

España (a) Ramón es la persona encargada de custodiar y velar por la finca Cabrilla 20, ubicada en Pedro Brand. Según la Policía, al ser cuestionado admitió que el jueves 10 de diciembre 2020, como en otras ocasiones, el grupo delictivo llegó con un hombre y una mujer, identificando a Gabriel Elías como uno de los que llegó ese día, manifestando que recibió las armas y pertrechos militares y de cuerpos de seguridad, ocupándosele un fusil de fabricación húngara con su cargador y 14 cápsulas, además de un juego de esposas niqueladas.

Gabriel Elías había sido identificado mediante los análisis de videos como unos de los actores materiales de los raptos de los ciudadanos antes mencionados. Según la Policía este declaró que ciertamente en la fecha indicada participó en el rapto de las personas antes citadas, a quienes condujeron a una finca ubicada en el kilómetro 29 de la autopista Duarte.

La Policía dijo que en la casa de la hija de éste, ubicada en Villa Altagracia, mediante allanamiento junto al Ministerio Público se ocupó una maleta con siete chalecos antibalas, seis con insignias de la DNCD y uno del A-2; un revólver, nueve gorras con insignias de la DNCD, un pasamontaña, un juego de esposas, un teléfono satelital y una escopeta calibre 12mm.

Rafael Ricardo, al ser detenido, se le ocuparon dos pistolas, ambas sin documentos, una jeepeta y un carnet de sargento del Ejército a su nombre, presumiblemente falsificado.

A %d blogueros les gusta esto: