Presidente de ferreteros pide gobierno fortalezca sector

El CorreoRD. Santiago. – Miguel Prisciliano Núñez es un ícono del sector ferretero nacional. Por varias décadas ha presidido la Asociación de Ferreteros del Cibao, desde donde ha levantado su voz, tanto en defensa de la clase que representa, como de los consumidores en sentido general.

Miguel Prisciliano Núñez presidente de la Asociación de Ferreteros del Cibao

Ante el llamado que hizo la Federación de Ferreteros, Prisciliano mostró solidaridad, añadiendo que hay materiales de construcción que han alcanzado un aumento del 100%, provocando una sustancial baja en el volumen de venta, aunque en el Cibao la situación es menos dramática. Puntualizó.

Reconoce el presidente de los ferreteros que los problemas causados por la pandemia que azota el mundo, elevan los precios de todas las cosas. Precisa que las empresas y el sector comercial han tenido que reducir el personal, obligando a los ejecutivos a añadir para sí, horas y faenas de trabajo, que antes realizaban trabajadores hoy ausentes por la reducción de personal.

Núñez se sumó al llamado hecho por la Federación de Ferreteros, en el sentido de que el gobierno debe ser elástico, no solo con el sector ferretero, sino con todos los sectores nacionales, porque todos hemos sido afectados por la Pandemia.

El presidente de los ferreteros del Cibao pidió al presidente Abinader, que flexibilice el cobro y los montos de los impuestos, como medida que provoque la reactivación de la economía, ya que ante la magnitud de los golpes que ha recibido la clase productiva y el sector comercial, amerita una comprensión especial frente a los hombres y mujeres que mueven la maquinaria del desarrollo nacional.

Prisciliano Núñez dijo que, sin ser muy jactancioso, para nadie es un secreto que el sector ferretero es un segmento de la economía muy importante en el área de la construcción, y que cada año, el informe del Banco Central así lo testifica, sin contar los cientos de miles, quizás millones de obreros que ejercen el oficio de plomeros, albañiles, electricistas, pintores, carpinteros, ingenieros, arquitectos y una larga lista de personas que dependen del sector.

Prisciliano asume el trabajo por la falta de personal

Contraposicionó Núñez su criterio, frente al de la Federación, en el sentido de que los ferreteros se estén descapitalizando, señalando que el capital se mantiene, sin embargo, la existencia en inventario baja, ya que si antes, una ferretería pedía al suplidor mil piezas de un artículo, ante el alza de los precios, ahora solo pide la mitad.

Abogó Prisciliano porque el sector sea inyectado con recursos frescos, a bajo intereses, para poder recomponer el nivel de existencia, evitando que los poderosos y grandes comerciantes acaparen las ventas, por la iliquidez entre los pequeños ferreteros.

Recordó que los clientes prefieren ir a los negocios donde encuentren todo lo que buscan, por lo que llamó la atención de las autoridades para que no permitan que este pujante sector perezca.