Reclaman a Coraasan arreglo colector aguas residuales de Villa María

El Correo.-Santiago.- A casi dos años del abandono de los trabajos de la construcción del colector de aguas residuales en la urbanización Villa María los residentes de esa comunidad y zonas aledañas reclaman a través de diferentes manifestaciones, protestas hacia las actuales autoridades y hasta por redes sociales a la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santiago (CORAASAN) la terminación definitiva de dicha obra, la cual se encuentra en una situación preocupante.

Y es que las decenas de familias de clase media que habitan allí dicen estar cansadas de reclamar incluso con protestas en medio de la entrada de Santiago y no les han hecho caso, por lo que les piden al ingeniero Andrés Burgos que tome esa situación como una prioridad, ya que la obra se encuentra en su etapa final, la misma tiene las conexiones necesarias en tubería para el proceso que fue planificado, pero fue abandonada con las calles en pésimas condiciones, invasión de solares privados llenándose de botes de escombros y basura e irrespetando el derecho de sus propietarios por el largo tiempo de abandono, quienes han expresados sentirse humillados y con las manos amarradas para reclamar sus derechos y la institución hace caso omiso a sus reclamos.

“Esas calles son un peligro no sólo para los que viven aquí, sino también para los que transitan en sus vehículos. En varias ocasiones se han registrado accidentes de tránsito, especialmente entre motoristas, debido a los grandes hoyos ubicados en diferentes tramos de las calles”, y el temor de que en los terrenos invadidos se escondan ladrones, dijo la señora María Mora pasada presidenta de la Junta de Vecinos de dicho sector.

La población espera un cambio con este gobierno, ya que la gestión anterior se hicieron los locos de dicha situación, es por eso que la comunidad está esperanzado en el ingeniero Burgos quienes esperan clemencia y solución inmediata.

Esta obra la iniciaron en el 2017 con el objetivo principal de buscar soluciones a las graves problemáticas que desde hace años arrastran en ese y otros sectores aledaños y la misma fue paralizada en marzo del 2020 por motivo de la llega de la pandemia del Covid-19; La misma es parte del proyecto “Construcción colector aguas residuales de Pontezuela (colector 10) en la ciudad de Santiago” que disminuiría la contaminación del río Yaque del Norte.

El proyecto, en su primera etapa, tenía previsto la colocación de 2,210 metros lineales de tubería en polietileno de alta densidad de 24” y 30” de diámetros que recolectarían las aguas residuales de las urbanizaciones Quintas de Pontezuela, Jardines del Este, Los Laureles, Jardines del Dorado, Monte Adentro, Don Pedro y Villa del Norte para ser conducida a la planta de tratamiento de Rafey.

Entre las personas que han expresado sus preocupaciones por la pronta terminación de la obra podemos señalar las siguientes, Pedro Francisco Hurtado, la señora Ramona de los Laureles, la señora Luz Celeste de la directiva de la Junta de Vecinos, también de la actual directiva la licenciada Dolly Rodríguez, residente en la calle 10 de Villa María, la líder comunitaria Soledad Hernández y un sin número de comunitarios que se encuentran afectados de manera directa con la presente y lamentable situación.

A %d blogueros les gusta esto: