Somalia pide “urgentemente” más ayuda humanitaria para peor sequía en 40 años

El Gobierno de Somalia y las Naciones Unidas solicitaron este jueves “urgentemente” más asistencia humanitaria para hacer frente a su peor sequía en al menos 40 años, agravada por la inseguridad y los altos precios de los alimentos.

“Nos enfrentamos a una gran emergencia. El año pasado declaramos la sequía como una emergencia y nos hemos esforzado por llegar a las personas más vulnerables, pero necesitamos el apoyo de la comunidad internacional para evitar un mayor deterioro”, declaró en un comunicado conjunto el vice primer ministro de Somalia, Salah Ahmed Jama.

“Las organizaciones humanitarias han adaptado la respuesta para dirigirse a las zonas donde las necesidades son mayores, centrándose en las personas más vulnerables. Pero sabemos que necesitamos urgentemente hacer más, y para ello necesitamos más dinero”, dijo Adam Abdelmoula, representante especial adjunto del secretario general y coordinador humanitario de la ONU para Somalia.

Según el comunicado, Somalia se enfrenta actualmente a su peor sequía en al menos 40 años debido al “fracaso histórico de cuatro temporadas de lluvias consecutivas, el conflicto persistente, los desplazamientos y los altos precios de los alimentos han dejado a millones de personas en peligro y están llevando a la población de Somalia al borde de la hambruna”.

La gravedad y prolongación de la sequía ha obligado a la ONU a revisar el presupuesto para Somalia para responder a las necesidades “más amenazantes para la vida” de 7.6 millones de personas que requieren de asistencia humanitaria.

Según las nuevas cifras, la operación destinada a evitar tanto como sea posible muertes por el hambre en Somalia requerirá este año de una financiación de 2,260 millones de dólares, frente a los 1,460 millones de dólares estimados a principios de 2022.

Más del 80 % de las necesidades de financiación están relacionadas con la sequía.

Somalia ya sufrió una situación de hambruna en 2011, la que habría causado la muerte de 4.6 % de la población total de las regiones afectadas del centro y sur del país, aunque en el caso de los niños menores de cinco años la proporción habría sido del 10 %, según estimaciones de la ONU.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: