BC: las presiones sobre los precios son transitorias

El gobernador aseguró que hacia el segundo semestre de este año la inflación convergerá en torno a un 4 %

El gobernador del Banco Central de República Dominicana, Héctor Valdez Albizu, dijo que las presiones sobre los precios son transitorias y que hacia el segundo semestre del año la inflación convergerá en torno a un 4 %.

En un comunicado de prensa enviado por el ente emisor, Valdez Albizu mostró su preocupación a los representantes del sector industrial por el alza inflacionaria que ha sido afectada por la subida de los precios internacionales de las materias primas como la harina, la soya, el maíz, el petróleo y también por el impacto rezagado de fenómenos climáticos.

El gobernador del Banco Central reafirmó que la economía dominicana terminará el año con un crecimiento de 5.5 % a 6.0 %.

Adelantó que se evalúan “medidas adicionales de facilidades de liquidez que serán presentadas a la Junta Monetaria para dinamizar aún más los sectores productivos, lo cual junto a varias obras importantes que han sido anunciadas por el gobierno central, conjuntamente con la participación del sector privado, deben dinamizar de forma importante la economía para el presente año”, indicó el comunicado.

Agregó que hasta el momento el Banco Central ha ejecutado un programa de provisión de liquidez en moneda nacional de unos RD$190,000 millones —equivalentes a 4 % del Producto Interno Bruto (PIB)— para canalizar préstamos al sector privado a través de las entidades de intermediación financiera.

“De manera específica, de las facilidades de liquidez ofrecidas por el Banco Central a las entidades de intermediación financiera, éstas han canalizado préstamos por el orden de RD$71,992 MM a los sectores económicos (el mayor total de cualquier país de América Latina), quedando todavía disponibles unos RD$25,757 MM del monto autorizado por la Junta Monetaria durante el pasado año 2020”, señaló el documento.

Con respecto al mercado cambiario, el gobernador del BCRD resaltó que al corte del 5 de febrero las reservas internacionales del Banco Central se colocaron en US$12,225.2 millones, “fortaleciéndose de forma sostenida, superando el 15 % del PIB y una cobertura de ocho meses de importaciones, por encima del 10 % del PIB y los tres meses de importaciones en las métricas recomendadas por el FMI”.

Valdez Albizu habló a propósito de una reunión que sostuvo con el presidente de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), Celso Juan Marranzini, y Circe Almánzar, vicepresidente ejecutiva, así como otros directivos de esa entidad.

Marranzini elogió el rol que ha jugado el Banco Central durante la crisis sanitaria, manteniendo la confianza y la certidumbre de los agentes económicos en una situación tan adversa, lo cual, según el gremio, se ha reflejado en el comportamiento de la economía, en la resiliencia de todos los sectores, en la estabilidad cambiaría y en el desempeño de la banca, principalmente.

Marranzini expresó que se sienten entusiasmados con el apoyo del BCRD y destacó que los niveles de reservas con que cuenta la entidad, dan mucha tranquilidad a los agentes económicos y al sector industrial.

Valdez Albizu destacó la capacidad de resiliencia de la economía dominicana, al mostrar una recuperación admirable después de estallar la crisis del COVID-19 en el país a inicios del pasado año.

En ese sentido, el gobernador resaltó que se ha afianzado el proceso de recuperación gradual de la economía dominicana desde que viviera su momento más crítico en abril del pasado año.

Luego de una caída interanual durante ese mes de -29.8 %, la disminución de la actividad productiva se ha moderado hasta el punto de que en diciembre pasado apenas alcanzó -1.0 %, lo que representa un avance significativo de 28.8 puntos porcentuales respecto a abril de 2020, para cerrar el año 2020 con una caída interanual en torno a -6.7 %, por debajo del promedio de América Latina.

El gobernador informó que durante el pasado mes de diciembre – si se excluyera al sector de Hoteles, Bares y Restaurantes – las actividades económicas presentarían una variación positiva de 2.3 %, reaccionando favorablemente a las medidas de estímulo económico.