Departamento de Justicia apela el fallo que detuvo investigación sobre documentos incautados a Trump

El Departamento de Justicia anunció este jueves que apelará la decisión de una jueza federal que concedió el nombramiento de un supervisor especial, también conocido como un árbitro o perito independiente, para revisar los registros incautados por el FBI de la casa del expresidente Donald Trump en Florida.

En su apelación, el departamento de Justicia también pidió a la jueza Aileen Cannon que suspendiera la orden que prohíbe a la agencia usar los registros incautados con fines de investigación mientras impugna su fallo ante un tribunal federal de apelaciones.

Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley argumentaron que habría un “daño irreparable” si la directiva de Cannon permanecía vigente, y señalaron que la incertidumbre sobre los límites de la orden del juez había llevado a la comunidad de inteligencia a detener temporalmente una evaluación de daños de los registros clasificados tomados de Mar-a-Lago.

“Además, el gobierno y el público sufren un daño irreparable cuando se ordena una investigación criminal de asuntos que involucran riesgos para la seguridad nacional”, indicó la moción del Departamento de Justicia.

La jueza federal de distrito Aileen Cannon accedió el lunes a la solicitud del equipo de Trump de un supervisor especial y bloqueó temporalmente al Departamento de Justicia para que no use con fines de investigación los miles de registros tomados de Mar-a-Lago durante la búsqueda del 8 de agosto.

Esa orden tiene el impacto de desacelerar el ritmo de la investigación sobre la presencia de documentos clasificados en la propiedad de Florida.

La residencia de Mar-a-Lago en una imagen de 2018.

El Departamento de Justicia, que se había opuesto enérgicamente a tal designación, presentó una notificación de apelación el jueves, diciendo que estaba impugnando el fallo ante la Corte de Apelaciones del Undécimo Circuito de los Estados Unidos con sede en Atlanta.

Cannon, una jueza designada de Trump, dijo que el supervisor especial –aún por nombrar– será responsable de revisar los registros de Mar-a-Lago y segregar aquellos que están potencialmente protegidos por el privilegio abogado-cliente o el privilegio ejecutivo.

El Departamento de Justicia ha estado investigando lo que dice fue la retención ilegal de información de defensa nacional en Mar-a-Lago, así como los esfuerzos para obstruir la investigación. No está claro si Trump o cualquier otra persona enfrentará cargos.

Se ordenó a las dos partes que presenten los nombres propuestos de un maestro especial antes del viernes. Esa función a menudo la desempeña un abogado o un exjuez.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: