Connect with us

EL MUNDO

Ejecutan en Texas a Ramiro Gonzales, el reo condenado por el secuestro y asesinato de una joven de 18 años

Published

on

EL CORREO. Un hombre de Texas que admitió haber secuestrado, agredido sexualmente y disparado mortalmente a una joven de 18 años en 2001 fue ejecutado este miércoles por la tarde.

Ramiro Gonzales, de 41 años, fue declarado muerto a las 6:50 pm tras recibir una inyección letal en la penitenciaría estatal de Huntsville, Texas por el asesinato de Bridget Townsend en enero de 2001.

Gonzales se disculpó repetidamente ante los familiares de la víctima en su última declaración desde la cámara de ejecución.

¿Cuáles fueron las últimas palabras de Ramiro Gonzales antes de ser ejecutado?

"No puedo expresar con palabras el dolor que les he causado, el daño, lo que me llevé y que no puedo devolver. Espero que esta disculpa sea suficiente", dijo Gonzales de acuerdo con AP.

"Nunca dejé de rezar para que me perdonen y para que algún día tuviera esta oportunidad de pedir perdón. Les debo a todos mi vida y espero que algún día me perdonen", añadió, justo antes de que empezara a fluir la dosis letal del sedante pentobarbital.

Cuando el fármaco hizo efecto, el hombre respiró siete veces y empezó a emitir sonidos parecidos a ronquidos. En menos de un minuto, todo movimiento había cesado.

¿Qué crímenes cometió Ramiro Gonzales en Texas?

En enero de 2001 Gonzales secuestró a la joven Townsend en una casa rural del condado de Bandera, al noroeste de San Antonio, Texas.

Posteriormente la llevó al rancho de su familia en el vecino condado de Medina, donde la agredió sexualmente antes de matarla.

Su cadáver no se encontró hasta octubre de 2002, cuando Gonzales condujo a las autoridades hasta sus restos en el suroeste de Texas, después de haber sido condenado a dos cadenas perpetuas por secuestrar y violar a otra mujer.

Los intentos de salvar de la inyección letal a Ramiro Gonzales

En 2022 Gonzales realizó un intento para detener su ejecución programada para el 13 de julio de ese año, argumentando que deseaba donar un riñón. Un día antes de la ejecución una corte de apelaciones de Texas acordó detener el procedimiento, pero no por los deseos de Gonzales de ser donador, si no por un error en su condena.

Esta vez la Corte Suprema de Estados Unidos rechazó una petición de la defensa para intervenir una hora y media antes de que comenzara la ejecución.

El alto tribunal rechazó los argumentos de los abogados de Gonzales, en los que resaltaban que el hombre había asumido la responsabilidad de lo que hizo y otro argumento de que un testigo experto de la fiscalía dijo recientemente que se equivocó al testificar que Gonzales sería un peligro futuro para la sociedad, una conclusión legal necesaria para imponer una pena de muerte.

"Se ha dedicado seriamente a la autosuperación, la contemplación y la oración, y se ha convertido en un adulto maduro, pacífico, amable, cariñoso y profundamente religioso. Reconoce su responsabilidad por sus crímenes y ha tratado de expiarlos y buscar la redención a través de sus acciones", escribieron el lunes los abogados de González en su infructuosa petición a la Corte Suprema.

A principios de este mes, un grupo de 11 líderes evangélicos de Texas y de todo el país pidieron a la junta de libertad condicional y al gobernador Greg Abbott que detuvieran la ejecución y concedieran clemencia. Habían dicho que González estaba ayudando a otros condenados a muerte a través de un programa basado en la fe.

La familia de Bridget Townsend pidió justicia por la joven

El hermano de Bridget Townsend no fue persuadido. En varias peticiones y publicaciones en Change.org, David Townsend criticó los esfuerzos por presentar a González como algo distinto a un asesino convicto que cometió "actos imperdonables".

"Nuestra familia no busca venganza, sino un cierre y una medida de paz después de años de angustia, una búsqueda que se ve obstaculizada, no ayudada, por decisiones que permiten que el autor de nuestro dolor permanezca a la vista del público", escribió.

El lunes, la junta de libertad condicional votó 7-0 en contra de conmutar la pena de muerte de González por una pena menor. Los miembros también rechazaron concederle un indulto de seis meses.

Los fiscales describieron a Gonzales como un depredador sexual que dijo a la policía que ignoró las súplicas de Townsend para que le perdonara la vida. Argumentaron que los miembros del jurado tomaron la decisión correcta sobre la pena de muerte porque Gonzales tenía un largo historial delictivo y no mostraba remordimientos.

"El caso de castigo del Estado fue abrumador", dijo la Oficina del Fiscal General de Texas. "Incluso si el testimonio del doctor Gripon se hubiera borrado de la pizarra del castigo, no habría importado".

La ejecución de Gonzales fue la segunda de este año en Texas y la octava en EEUU. El jueves está previsto que Oklahoma ejecute a Richard Rojem por el secuestro, violación y asesinato de una niña de 7 años en 1984.

Continue Reading
×

Hello!

Click one of our contacts below to chat on WhatsApp

× How can I help you?