Enfermero acusado de violar anciana demente

Muchas personas, por diferentes motivos, se ven obligados a enviar a sus padres u otros familiares que son adultos mayores a una residencia de ancianos, con la esperanza de que ahí reciban los cuidados necesarios, sobre todo cuando estos tienen problemas de salud propios de la edad.

Desafortunadamente, muchos son los ancianos que viven historias de horror en dichas residencias, al ser víctimas de abusos o maltratos por parte de las personas que trabajan en ellos.

Ese es el caso de una mujer de más de 80 años, la cual desde hacía tiempo en una residencia de ancianos con problemas de salud en Santa Ana, California, la cual habría sido violada por un enfermero de origen hispano que trabajaba en el lugar.

Juan Sandoval, de 33 años, fue detenido como sospechoso de violar a la anciana de 87 años que era atendida en el Sunflower Gardens Senior Living Facility.

Fotografía cedida por el Departamento de Policía de Santa Ana donde aparece Juan Sandoval, de 33 años, quien fue detenido como sospechoso de violar a una anciana de 87 años.

También se le presentaron cargos por abuso de ancianos y secuestro con la intención de cometer una violación, informó Departamento de Policía de Santa Ana.

Las autoridades recibieron una llamada de emergencia el jueves en la noche para reportar el supuesto crimen.

Sandoval supuestamente llevó a la mujer por un pasillo hasta un dormitorio, donde la agredió sexualmente, aseguraron las autoridades en un comunicado.

Un compañero de trabajo que pasaba por la habitación vio el presunto ataque a través de una puerta abierta y se enfrentó a Sandoval, quien “se vistió” y salió de la habitación, explicaron los investigadores.

El testigo alertó a un supervisor y de inmediato, hizo el reporte a las autoridades.

Cuando llegaron los oficiales, Sandoval todavía estaba en el trabajo y fue arrestado sin incidentes. Para poder salir en libertad, le fue impuesta una fianza de $1 millón de dólares, la cual le es imposible pagar, por lo que permanecerá tras las rejas todo el tiempo que dure su proceso.

La residencia de ancianos donde ocurrió este incidente atiende a más de 40 clientes que sufren de demencia o enfermedad de Alzheimer, y la policía dijo que le preocupa que pueda haber más víctimas.

A %d blogueros les gusta esto: