Europa se queda en casa en Semana Santa

Los gobiernos se ven obligados a reforzar las restricciones para intentar frenar los contagios durante las fiestas religiosas

CORRESPONSALESDomingo, 28 marzo 2021, 00:35

La repetida propagación del coronavirus y sus cepas -que ya alcanzan más de 126 millones de casos a nivel global y suman 2,77 millones de fallecidos- ponen de nuevo en jaque a Europa, que se ha visto obligada a reforzar las restricciones de cara a Semana Santa con el fin de frenar lo máximo posible los contagios. Los gobiernos endurecen así las medidas y se olvidan de la relajación en los confinamientos. Vuelven los domiciliarios o municipales, las limitaciones de las reuniones sociales a sólo una persona de fuera de la burbuja familiar o la prohibición de celebrar actos festivos como las búsquedas de huevos de Pascua pese a las protestas por parte de la ciudadanía.Alemania2,7 millones de contagios 75.700 muertos

Práctica congelación de la vida social

Aunque Angela Merkel desactivó esta semana el ‘cierre duro’ para combatir la epidemia, Alemania vivirá una Semana Santa de estar por casa, sin incentivos para abandonar el hogar ante la congelación de la vida social. Hoteles y residencias vacacionales están cerrados desde noviembre, al igual que bares y restaurantes. Los únicos que pueden escapar del agobio urbano son quienes disponen de segundas residencias, aunque el Gobierno ha conminado a quedarse en casa. No están autorizadas las reuniones de más de cinco personas de dos hogares distintos. Los únicos que han podido eludir el encierro son los germanos que han contratado viajes a las islas Baleares después de que Berlín retirara al archipiélago de su lista negra.

Un grupo de obispos penetra en la catedral alemana de Mainz.
Un grupo de obispos penetra en la catedral alemana de Mainz. / AFP

Francia4,4 millones de contagios 93.500 muertos

Confinamiento ligero con desplazamientos prohibidos

El primer ministro francés, Jean Castex, ha instado a sus compatriotas a no bajar la guardia en Semana Santa en la lucha contra el Covid-19, especialmente en los 19 departamentos afectados por el nuevo confinamiento ligero, cuyos habitantes tienen prohibido los desplazamientos interregionales. En todo el país sigue en vigor el toque de queda entre las 7 de la tarde a las 6 de la mañana. En Francia, donde únicamente es festivo mañana, lunes de Pascua, habrá celebraciones religiosas, pero en las iglesias y sinagogas tendrán el aforo limitado y seguirá aplicándose el protocolo en vigor desde diciembre: dos sillas entre cada persona o unidad familiar y una fila ocupada de cada dos. El Gobierno recomienda además evitar las grandes reuniones y no organizar para los más pequeños búsquedas de huevos de Pascua. Sólo quienes viven en un mismo hogar podrán reunirse el día de Pascua.Portugal820.000 contagios 16.800 muertos

Restricción de la circulación entre los municipios

El Parlamento portugués aprobó el jueves la prórroga del estado de emergencia hasta el 15 de abril, dando por hecho que la medida excepcional deberá mantenerse al menos hasta mayo y siempre en función de la evolución de los datos. Las autoridades han reforzado las medidas en Semana Santa, con once días de restricción de la circulación entre municipios a partir del viernes. La mayoría de sus negocios están cerrados o limitados a la venta para llevar. Aunque la movilidad está restringida para la ciudadanía lusa y no podrá abandonar su municipio durante los próximos días, los extranjeros están autorizados a circular libremente para ir a hoteles y alojamientos donde tengan reserva.Italia3,4 millones de contagios 106.800 muertos

Un horizonte de vacaciones de estar por casa

En Italia esta Semana Santa va a ser casi tan de andar por casa como la del año pasado. Ante el repunte de los contagios, el Gobierno de Mario Draghi estableció hace dos semanas nuevas restricciones, particularmente duras durante los días más señalados de las fiestas de Pascua: el fin de semana del 3 y 4 de abril y el lunes 5. Todas las regiones estarán en la llamada ‘zona roja’, lo que supone que no puede salirse de casa excepto para trabajar o por situación de necesidad, incluido dar un paseo cerca del propio domicilio. En este escenario únicamente pueden abrir las tiendas de productos esenciales y los restaurantes, bares y cafeterías para vender productos para llevar. Para muchos italianos las fiestas de Semana Santa no supondrán cambio alguno en sus condiciones de vida, pues la mayor parte de las regiones del país ya están en ‘zona roja’. Se trata de un confinamiento duro, pero no tan severo como el año pasado, cuando el Ejecutivo obligó a que cerraran también fábricas y empresas. La mano dura de Draghi se debe a la tercera ola que comenzó a golpear Italia desde mediados del pasado febrero. Pese a las últimas limitaciones, se siguen registrando unos 420 muertos diarios y se ha superado el 30% de pacientes de Covid-19 en las UCI de los hospitales.

Feligreses salen de un oficio en el municipio francés de Noyers-sur-Serein.
Feligreses salen de un oficio en el municipio francés de Noyers-sur-Serein. / AFP

Vaticano27 contagios 0 muertos

Una campaña de vacunación para 1.200 pobres

Al Papa Francisco le tocará presidir las celebraciones de Semana Santa dentro de la basílica de San Pedro del Vaticano y rodeado tan sólo por un puñado de fieles. Al igual que el año pasado, la pandemia obliga a la Santa Sede a renunciar a los ritos multitudinarios de Pascua, como el tradicional Vía Crucis del Coliseo, que en esta ocasión volverá a tener lugar en una desértica plaza de San Pedro. Salvo sorpresa de última hora, tampoco está previsto que el Pontífice acuda a alguna cárcel o centro de acogida para inmigrantes para celebrar el Jueves Santo, como ha hecho desde que comenzó su pontificado a excepción del año pasado. También se desarrollará dentro de la basílica vaticana la misa del Domingo de Resurrección, al final de la cual el Papa impartirá la bendición ‘Urbi et Orbi’. La gran novedad de esta segunda Pascua pandémica es que, durante las fiestas, la Santa Sede vacunará a 1.200 pobres y marginados con el suero de Pfizer. En enero el Vaticano ya inmunizó a veinticinco indigentes que suelen dormir en el entorno de la plaza de San Pedro. Según la Limosnería Apostólica, con esta medida se pretende que nadie quede excluido de la campaña de vacunación.Grecia248.000 contagios 7.700 muertos

Se permitirá la entrada en el país a los turistas vacunados

Grecia permitirá la entrada a los viajeros vacunados contra el coronavirus procedentes de la Unión Europea y de Israel, según el Ministerio de Turismo. La resolución helena prevé que los viajeros vacunados sólo tengan que mostrar una prueba de haber recibido la vacuna, sin tener que realizar una cuarentena o presentar un test negativo de coronavirus en su entrada al país. El Gobierno de Atenas ha presionado desde principios de año para desarrollar un ‘pasaporte Covid’ desde la Unión Europea para estimular su sector turístico, el cual representa una quinta parte de la economía helena.Reino Unido4,3 millones de contagios 106.800 muertos

Los británicos se quedarán con las ganas de viajar

En Reino Unido los centros religiosos pueden abrir y organizar sus servicios. Es una excepción a la prohibición de apertura a museos, cines o teatros, a restaurantes o pubs que no limiten su oferta a la comida para llevar. Tampoco se permite al público acceder a espectáculos deportivos. Mañana se alivian las restricciones, en el primer paso de la estrategia de salida gradual del confinamiento que, si tiene éxito, culminaría en junio. Se podrán practicar deportes en parques o clubes al aire libre. Hasta seis personas de dos diferentes viviendas estarán autorizadas para reunirse en el exterior, incluyendo a los jardines de las casas. La prohibición de viajar salvo que se tenga una motivación «esencial» es quizá la más frustrante para los británicos.

Bendición de fieles bielorrusos.
Bendición de fieles bielorrusos. / EFE

Irlanda232.700 contagios 4.600 muertos

Los cristianos protestan contra las prohibiciones

El diputado Mattie McGrath, elegido como independiente en Tipperary, en el sur de la isla irlandesa, acusó el jueves al Gobierno de coalición presidido por Micheál Martin de ser «el más anticristiano desde que recobramos la libertad». Reclamaba el derecho de acudir a los servicios religiosos de la Pascua. Las misas deben organizarse en internet. Un máximo de diez personas pueden asistir a un funeral y seis a una boda. Son parte de las restricciones del Nivel 5, vigentes desde octubre. Se han reabierto gradualmente las escuelas desde entonces, pero se mantiene la prohibición de alejarse del domicilio más allá de cinco kilómetros. Infecciones, hospitalizaciones y muertes han descendido drásticamente desde enero, pero la caída se ha estancado. Las cifras «preocupan» a Martin, cuyo Gobierno, como el de otros países comunitarios, no ha podido desplegar un completo programa de vacunación. El próximo 5 de abril anunciará el resultado de su revisión de las restricciones.Bélgica860.731 contagios 22.800 muertos

Castigos severos a los que no respeten las normas

Ante el avance «preocupante» de la Covid en Bélgica -donde se ha descubierto una nueva cepa de característica similares a la sudafricana-, el país vuelve a ponerse en «pausa». Nueva vuelta de tuerca a restricciones que se habían suavizado hace apenas un par de semanas. Los comercios no esenciales -y eso incluye peluquerías y centros de estética- vuelven a cerrar desde ayer y hasta el 25 de abril. Hostelería y restauración llevan meses con la persiana bajada. Además se suspenden las clases presenciales desde el lunes hasta el 19 de abril. Y después de ampliarse a diez el número de personas que pueden reunirse en el exterior se impone de nuevo el límite de cuatro. Se mantiene la prohibición expresa de viajar -con refuerzo de controles en las fronteras durante las próximas fiestas-. Y se anuncian «castigos severos» para quienes no respeten el teletrabajo, obligatorio en Bélgica desde hace meses. El toque de queda, a medianoche.Países Bajos1,2 millones de contagios 16.500 muertos

Se amplía el toque de queda por las malas estadísticas

Hace apenas unas semanas el Gobierno holandés avanzaba la posibilidad de relajar las medidas, pero Mark Rutte y su ministro de Sanidad, Hugo de Jonge, ambos en funciones, anunciaban el martes que nada se mueve ante un repunte de casos del 16% en un periodo de siete días. Como único gesto, se amplía de las 21.00 a las 22.00 (hasta las 4.30 horas) el toque de queda. La multa mínima para los infractores, 95 euros. Se «desaconseja» cualquier viaje «no esencial» al exterior hasta el 15 de mayo -lo que anula un periodo vacacional ese mes en el país-. Como norma sólo se puede recibir a una persona ajena a la burbuja en un domicilio. Restaurantes, bares, gimnasios, cines, discotecas, teatros, museos, parques temáticos o piscinas continuarán cerrados. En Primaria y Secundaria se mantendrá la educación presencial, totalmente a distancia en los niveles superiores.Rumanía919.794 contagios 16.500 muertos

Prórroga del toque de queda para frenar los incrementos

El Gobierno centrista de Rumania prolongó un toque de queda nocturno para detener un aumento en las nuevas infecciones pero relajará las restricciones de movimiento para las festividades religiosas católicas y ortodoxas. Mantiene el estado de alerta, pero no ha llegado a imponer un confinamiento estricto.

Una información de Juan Carlos Barrena, Beatriz Juez, Darío Menor, Íñigo Gurruchaga, Salvador Arroyo y Diana Martínez.

A %d blogueros les gusta esto: