El periódico digital más leído en RD

EL MUNDO

Fallece mujer que acudió a hospital con dolores abdominales.

Una mujer murió durante la víspera de Año Nuevo, en un hospital de la provincia canadiense de Nueva Escocia, después de esperar alrededor de siete horas para recibir atención médica, detalló el esposo de la víctima, Gunter Holthoff.

El hombre relató que decidió llevar a su esposa, Allison Holthoff, al Centro Regional de Atención Médica de Cumberland (CRHCC, por sus siglas en inglés), ubicado a 20 minutos de su hogar, luego de que esta le manifestara que sentía dolores estomacales. Tras concluir el procedimiento de triaje, la mujer fue ingresada a una sala de emergencias improvisada que se encontraba en el vestíbulo del nosocomio.

Puedes leer: Fallece una embarazada tras el ataque ruso a un hospital de maternidad en Ucrania

De acuerdo con Holthoff, tanto él como otros pacientes que estaban en la sala alertaron al personal médico sobre el deterioro de la salud de su esposa, quien se encontraba acostada en posición fetal. «Le dije a la enfermera de triaje y a la señora de detrás del escritorio [de enfermería] que estaba empeorando», indicó Holthoff, señalando que «ella no estaba bien y tenía dolor».

Sin embargo, los trabajadores del hospital ignoraron las suplicas del hombre. Gunter Holthoff mencionó que después de permanecer por siete horas en el departamento de Urgencias, su esposa comenzó a gritar de dolor y a solicitar auxilio. «Siento que me estoy muriendo. Me van a dejar morir aquí», dijo Allison a su marido. Fue en este preciso momento cuando el personal médico brindó la atención médica que la mujer requería.

Desafortunadamente, la afectada sufrió un paro cardíaco mientras se encontraba en el área de rayos X, por lo que tuvieron que practicarle reanimación cardiopulmonar en al menos tres ocasiones. Los especialistas encontraron una hemorragia interna en el cuerpo de la mujer, aunque no determinaron el origen del sangrado. Según Gunter Holthoff, los médicos hicieron un llamado para no realizar una cirugía, ya que las probabilidades de que su esposa sobreviviera eran bajas. Finalmente, Allison Holthoff falleció a las 23:30 de la hora local (04:30 GMT del 1 de enero de 2023) a la edad de 37 años.

Exigiendo una investigación de los hechos
Los familiares, junto con varios políticos provinciales, están solicitando a las autoridades de Nueva Escocia que se investigue la muerte de Allison Holthoff, al mismo tiempo exigen que se emprendan acciones con el fin de solucionar las deficiencias del sistema de salud de la región.