Fiscalía suiza recurre la absolución de Blatter y Platini

La Fiscalía de Suiza recurrió la absolución decretada en julio para los antiguos dirigentes de la FIFA y la UEFA, Sepp Blatter y Michel Platini, en un caso de estafa, indicó el jueves en un comunicado.

“La oficina del fiscal general recurrió a la Sala de Apelación de la Corte Penal Federal en el periodo reglamentario (…) y ha pedido la anulación completa de la sentencia en primera instancia”, dijo una portavoz del ministerio público en un correo a la AFP.

La fiscalía señaló que no hará más declaraciones sobre esta cuestión.

Después de seis años de investigación y dos semanas de juicio por estafa en Suiza, el tribunal de primera instancia absolvió el 8 de julio a Blatter, de 86 años, y Platini, de 67 años.

El antiguo máximo dirigente del fútbol internacional y el icono del fútbol francés se exponían a cinco años de prisión. La fiscalía había pedido a mediados de junio un año y ocho meses de prisión en suspenso.

Estaban acusados de haber obtenido ilegalmente, en detrimento de la FIFA, un pago de 2 millones de francos suizos” (1,8 millones de euros/1,76 millones de dólares) “a favor de Michel Platini”.

El triple Balón de Oro asesoró a Sepp Blatter entre 1998 y 2002, durante el primer mandato de este último al frente de la FIFA, y ambos hombres firmaron en 1999 un contrato que estipulaba una remuneración anual de 300.000 francos suizos, pagada íntegramente por la FIFA.

Pero, en enero de 2011, el antiguo centrocampista convertido después en presidente de la UEFA (2007-2015) hizo valer la existencia de “una deuda de 2 millones de francos suizos”, calificada de “factura falsa” por la acusación.

Ambos hombres insistían por su parte en que habían acordado desde el principio un salario anual de un millón de francos suizos mediante un “acuerdo de caballeros” oral y sin testigos, sin que las finanzas de la FIFA permitiesen el pago inmediato a Platini.

Platini “valía su millón”, había asegurado Sepp Blatter a los magistrados, antes de que Michel Platini relatase una negociación tan informal que no se precisó la divisa: “Yo, en broma, dije “de pesetas, de liras, de rublos, de marcos, tú decides”, contó el francés.

El tribunal estimó que el fraude “no quedó establecido con una verosimilitud para confiar en la certeza”, aplicando así el principio del derecho según el cual “ante la duda a favor de los acusados”.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: