Jefa del Gobierno de Italia, Giorgia Meloni, recuerda a las hermanas Mirabal

La Presidente del Consejo de Ministros de Italia, Giorgia Meloni, recordó el asesinato de Patria, Minerva y María Teresa Mirabal con motivo al Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el cual se conmemora este viernes.

Meloni, quien es la primera mujer en ocupar el más alto cargo de Italia, hizo la mención de la fecha a modo de homenaje durante el consejo de ministros.

Mañana se cumplirán 62 años del asesinato de las hermanas Mirabal y de su chofer Rufino de la Cruz, a manos de esbirros de la tiranía de Rafael Leónidas Trujillo Molina.

Estos asesinatos marcaron, junto a otros errores y desaciertos, el final de la satrapía del régimen que se erigió sobre la nación dominicana durante 31 años.

El 25 de noviembre fue declarado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

¿Quién es Giorgia Meloni?

Meloni milita en la ultraderecha desde los 15 años, cuando se inscribió en el Frente de la Juventud del Movimiento Social Italiano, MSI, el partido que fundaron en 1947 los sobrevivientes de la élite de la República Social Italiana en el norte italiano, bajo la guía de Giorgio Almirante, ex ministro del Duce.

Cuando el MSI se disolvió tras la muerte de Almirante, Meloni pasó a la Alianza Nacional de Gianfranco Fini, que era la continuidad del movimiento fascista tradicional.

Se convirtió ahí en una periodista de los medios afines y cuando la alianza ya no tenía oxígeno, la joven Meloni fundó en 2012 Fratelli d’Italia (Hermanos de Italia), siempre en la misma línea sucesoria.

A los 29 años fue elegida por primera vez como diputada y enseguida se hizo famosa por sus posturas de derecha radical en materia de inmigración, derechos LGBT y aborto.

Dos años después pasó a ser ministra de la Juventud en el gobierno de Berlusconi. Y desde entonces viene construyendo el andamiaje político para reemplazar a la vieja guardia de la derecha.

Incluso, fue llevando a su partido hacia una forzada moderación. Meloni dio instrucciones a las filiales de su partido de que no se hicieran más declaraciones extremas, ninguna referencia al fascismo y, sobre todo, no utilizaran el “saludo romano”, con el brazo derecho extendido.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: