Joven dijo haber estrangulado, cortado y comido el cadáver de su madre por ‘voces’ en su cabeza

El CorreoRD. España.- Alberto S.G, un joven madrileño de 28 años, es más conocido como el ‘caníbal de Ventas‘. En febrero de 2019 escandalizó al mundo tras estrangular a su madre y trocear su cuerpo para alimentarse con sus restos. Tras su captura, indicó a la policía que lo había hecho como “las tribus caníbales”.

Este martes 20 de abril, declaró durante su juicio que “oía voces en su cabeza” que le decían que matara a su madre y escuchaba “mensajes ocultos” en la televisión. Asimismo, manifestó que no recuerda haber descuartizado ni comido los restos de su progenitora.

EL CASO
A principios de 2019, Alberto vivía con su madre en el barrio de Ventas, Madrid, España. Un día, el acusado discutió con su progenitora, lo que desencadenó un enfrentamiento verbal y que de pronto se dirija hacia ella para sujetarla fuertemente por el cuello. Con el propósito de acabar con su vida, estranguló a la mujer hasta causar su muerte por asfixia.

A continuación, Alberto trasladó el cadáver a su dormitorio y lo colocó en su cama “con el propósito de ir haciendo desparecer su cuerpo”, por lo que lo descuartizó empleando una sierra de carpintero y dos cuchillos de cocina.

En los siguientes 15 días, Alberto se alimentó de los restos de su madre. Guardaba lo que no se comía en recipientes de plástico esparcidos por toda la vivienda y en el interior de la nevera. Además, habría arrojado algunos de ellos a la basura.

Fue capturado por la policía el 23 de febrero y ha estado detenido desde ese día por un crimen que aceptó haber cometido.

LAS VOCES
Alberto señaló ser consumidor de alcohol y hachís, lo que le había llevado a tener discusiones habituales con su progenitora. Él acudía a una casa okupa (vivienda abandonada y tomada por grupos sociales) para consumir drogas, pero su madre le solía dar asilo en su vivienda ya que tendría “pena” de que su hijo se quedara en la calle.

“Discutíamos por tonterías, pero a veces nos llevábamos bien”, señaló Alberto en su juicio de hoy.

Se sabe que el joven toma medicación y solía fumar marihuana y ver televisión, escuchando mensajes ocultos. Indicó que en su cabeza escuchaba las palabras “mata a su madre” y “Te voy a descuartizar”. El acusado además ha señalado que oía las voces desde los quince años, y que estas le pertenecerían a vecinos, conocidos y famosos.

El fenómeno habría empezado cuando sus amigos se reían de él en el parque y empezó a tener paranoias. Durante su declaración de hoy aseguró también estar escuchando voces.

En un momento su madre lo habría llevado al centro psiquiátrico del Hospital de la Princesa y desde ahí se volvió habitual su estancia en este tipo de instituciones mentales. Alberto confesó que creía que su madre lo quería abandonar.

Actualmente el joven enfrenta quince años y cinco meses de prisión por el delito de homicidio y otro de profanación de cadáveres. De acuerdo al portal 20 Minutos, a estas penas se les suma el agravante de responsabilidad penal de parentesco y una indemnización de 90.000 euros para su hermano, reclamada por el fiscal.