Nueva carrera por el poder en el Reino Unido, con Boris Johnson dispuesto a volver

El Partido Conservador británico abre este viernes una frenética campaña para encontrar sucesor a la dimitida primera ministra Lizz Truss al frente del gobierno, con rumores de un probable intento de regreso al poder de Boris Johnson.

Después de 44 días en el cargo, marcados por una crisis económica desencadenada especialmente por sus propias decisiones, la líder conservadora anunció el jueves su dimisión.

Truss admitió que no puede “cumplir con el mandato” para el que fue elegida por los “tories”, después de haber abandonado su controvertido paquete de recortes masivos de impuestos y enfrentar una rebelión entre sus diputados.

Truss sucedió a Boris Johnson el 6 de septiembre después de una campaña de varias semanas contra el otro aspirante conservador Rishi Sunak, y prometió reformas profundas ante el aumento del coste de vida en el país.

Su antiguo rival y ex ministro de Finanzas, que había advertido de las consecuencias desastrosas de su plan fiscal, emergió rápidamente entre los favoritos para tomar su lugar.

Entre los aspirantes también aparece Boris Johnson, a pesar de los escándalos de su mandato y su escasa popularidad pública al dejar Downing Street.

“Bojo: Volveré”, tituló el tabloide The Sun, en referencia a un posible regreso de Jonhson.

Según el diario conservador Daily Telegraph, el predecesor de Truss se presenta como potencial salvador de una debacle electoral y tendió la mano a Rishi Sunak. A su vez, el Daily Mail publica en su portada un posible duelo entre los dos hombres y afirma que Johnson volvería de manera anticipada de unas vacaciones en el Caribe.

Otros posibles candidatos mantenían un perfil bajo en las horas posteriores a que los dirigentes del partido explicaran el jueves el proceso para elegir un nuevo líder el 28 de octubre.

Los apoyos de Sunak y Johnson ensalzaron rápidamente sus respectivos méritos, mientras altos dirigentes del partido como Penny Mordaunt o Ben Wallace sopesaban su decisión.

Otros, como el nuevo ministro de Finanzas, Jeremy Hunt, descartaron postularse.

El exministro Tim Loughton pidió a Sunak, Mordaunt, Hunt y Wallace acordar un candidato de unidad para “volver a cierto grado de normalidad”.

Otros aspirantes pueden incluir representantes del ala más a la derecha del partido como Suella Braverman, cuya renuncia como ministra de Interior el miércoles precipitó la caída de Truss.

El ala derecha partidaria del Brexit y otras facciones de los conservadores “necesitan aparcar todo estos egos” y trabajar juntos ante la grave situación económica, dijo Loughton a la radio BBC.

“Necesitamos un gobierno unido y talentoso de adultos que aúnen esfuerzos y enderecen el rumbo”, insistió.

– “Culebrón” –

Los aspirantes no tienen tiempo que perder. Antes de las 14H00 (13H00 GMT) del lunes deben obtener el respaldo de al menos 100 parlamentarios conservadores.

Esto limita la carrera a un máximo de tres candidatos, dado que sólo hay 357 conservadores en la Cámara de los Comunes.

Estos representantes celebrarán dos votaciones: la primera reducirá la elección a dos candidatos y la segunda servirá como “indicación” a los miembros del partido sobre la opción preferida de los diputados.

Entonces, salvo que los parlamentarios se alineen con un solo candidato, serán los afiliados del Partido Conservador los que zanjen la cuestión en una votación telemática la próxima semana.

El Partido Laborista y otras formaciones de la oposición aseguraron que los conservadores estaban menospreciando al electorado.

El líder laborista, Keir Starmer, pidió unas elecciones generales anticipadas, dos años antes de lo programado, y aseguró que el Reino Unido “no puede tener otro experimento al frente del partido +tory+”.

“Esto no es sólo un culebrón al frente del partido ‘tory’; está haciendo un gran daño a la reputación de nuestro país” y a la vida de la población, dijo, que enfrenta las consecuencias de una inflación del 10%.

Muchos comentaristas auguran que los ganadores de las peleas de los conservadores serán los laboristas, que lideran actualmente los sondeos.

“Si eres el Partido Conservador, debes confiar en que has tocado fondo y la única dirección desde aquí es hacia arriba”, opinó Tim Bale, politólogo de la Universidad Queen Mary de Londres.

Para Bale, su regreso “sería la broma final que el Partido Conservador intentó gastar al país y el país no va a reír”.

“Tenemos que salir del hoyo en que los ‘tories’ nos han metido. Esto probablemente significa un cambio de gobierno”, afirmó a la AFP.

El diario Daily Mirror, inclinado a la izquierda, era categórico: “Elecciones generales ya”.

}); fbq('track', 'PageView');

}); fbq('track', 'PageView');

(function (d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) { return; } js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = "https://connect.facebook.net/en_US/sdk.js"; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, 'script', 'facebook-jssdk'));



Tomado del link

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: