Rusia busca el apoyo de África tras sanciones y la Unión Europea contempla “congelación” de visados Moscú se opone a un mundo unipolar basado únicamente en los intereses occidentales, afirmó el canciller ruso, Sergey Lavrov, durante su visita a Etiopía, que concluyó la gira africana del ministro

Moscú se opone a un mundo unipolar basado únicamente en los intereses occidentales, afirmó el canciller ruso, Sergey Lavrov, durante su visita a Etiopía, que concluyó la gira africana del ministro.

Demeke Mekonnen, su homólogo etíope, dijo al diario ruso Izvestia que los ministros discutieron el impacto de la crisis alimentaria en África y prometieron trabajar juntos para encontrar una solución.

Mekonnen subrayó que “Rusia ha estado apoyando al país africano durante los últimos cien años” y está desarrollando la cooperación en el espacio, la medicina y la tecnología nuclear.

“La visita del colega ruso fue muy oportuna. Tuvimos discusiones realmente fructíferas. Hablamos sobre temas nacionales, regionales y globales. Trajimos la crisis alimentaria actual y las preocupaciones asociadas para trabajar juntos para resolver este problema”, le dijo a Izvestia. A su vez, Lavrov dijo que Rusia valora “la relación con Etiopía, que tiene una larga y rica historia”.

Según el investigador líder del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú (MGIMO), Yuri Zinin, Rusia ahora obviamente necesita revisar las relaciones con África.

“Hay una base para la cooperación, solo necesita ser desarrollada. La visita de nuestro Ministro de Relaciones Exteriores Sergey Lavrov a los países africanos, en sí misma, demuestra claramente que nuestro país está llegando a aceptar esta dirección como una de las más importantes, precisó el experto.

Cree que los países tienen la oportunidad de colaborar en nuevos sectores como el espacial, la industria nuclear, la tecnología y el turismo. Al mismo tiempo, médicos rusos trabajan en Etiopía para estudiar y combatir las pandemias.

Cabe mencionar que los precios del gas en Europa aumentaron a $2,300 dólares por 1,000 metros cúbicos en el contexto de la reducción de los suministros a través del gasoducto Nord Stream. El volumen actual de bombeo a través de él está en torno al 20% de su capacidad de diseño.

De continuar el escenario actual, las intenciones de la Unión Europea de llenar sus instalaciones subterráneas de almacenamiento de gas (UGS) en un 80% para el 1 de noviembre fracasarán, advirtieron los expertos a Nezavisimaya Gazeta.

Debido al cierre de otra turbina compresora de gas, la producción de gas a través del gasoducto se redujo a 31 millones de metros cúbicos de gas, a pesar de que el gasoducto puede transportar hasta 167 millones de metros cúbicos de gas.

Según Gazprom, Siemens Energy no solo retrasó el regreso de la turbina de las reparaciones programadas, sino que tampoco realizó reparaciones en los motores de línea defectuosos.


Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: