Saliendo de la Casa Blanca Trump va a Juicio Político

La amenaza del ‘impeachment’ ya tiene fecha fija. El congresista demócrata Ted Lieu ha asegurado a la cadena estadounidense CNN que, si Trump no dimite o el vicepresidente Mike Pence no invoca 25ª enmienda de la Constitución —prevista para casos de incapacidad—, el lunes se presentará en el Congreso el impeachment contra el presidente. Desde la misma noche del asalto al Capitolio, cuando cientos de seguidores de Trump irrumpieron en el Congreso de EE UU alentados por el presidente, la oposición demócrata exige la destitución del mandatario por incitación a la violencia y a la insurrección. La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, incluso ha pedido a los militares que retiren a Trump la posibilidad de ordenar un ataque nuclear. Es un “presidente desquiciado”, ha advertido. Mientras, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, asistirá a la toma de posesión del presidente electo Joe Biden, ha informado este sábado un funcionario del Gobierno.

Mientras, las detenciones por la irrupción al Congreso de Estados Unidos continúan. Este sábado han sido arrestados dos de las cabezas más visibles del asalto al Capitolio: Jacob Anthony Chansley, el hombre que vestía un gorro de piel y cuernos y la cara pintada con una bandera, y Adam Johnson, fotografiado cuando se llevaba sonriente el atril de la presidenta de la Cámara. El Departamento de Justicia ya ha acusado formalmente a 13 manifestantes por cargos que van desde entrada ilegal en el Capitolio, portar armas o destrucción de propiedades. En Seattle, la policía ha anunciado la suspensión de dos oficiales mientras investiga si participaron en la protesta de Washington DC, que acabó con la muerte de cinco personas, entre ellas un agente de seguridad del recinto. Además, el FBI trata de averiguar si los seguidores de Trump tenían intención de tomar rehenes o incluso matar a congresistas.

Donald Trump dinamitó su propio final

Silenciado en las redes sociales, repudiado por el establishment republicano, abandonado por un rosario de sus altos cargos de su Gabinete y derrotado en las urnas, nunca Donald Trump ha estado tan solo como estos días. Hasta el 6 de enero, el presidente republicano había imaginado una etapa postpresidencial en primera línea de fuego. El asalto al Congreso del miércoles le deja más solo y silenciado que nunca.

A %d blogueros les gusta esto: