El periódico digital más leído en RD

EL MUNDO

Se profundiza la polarización en el mundo: Miles de británicos se manifiestan contra el antisemitismo

Miles de británicos se manifiestan contra el antisemitismo: "Me he sentido repudiada en mi país"

Las actrices Tracey-Ann Oberman y Maureen Lipman encabezaron, con su colega de profesión Eddie Marsan, la multitudinaria manifestación en contra del antisemitismo y en defensa de los "valores británicos de tolerancia, amabilidad y seguridad para todos", que ha tenido lugar este domingo en Londres. El ex primer ministro Boris Johnson y los responsables de seguridad e inmigración en el actual gobierno conservador, Tom Tugenhadt y Robert Jenrick, también se dejaron ver en la protesta nacional.

Unos 60.000 individuos– por encima de las previsiones de los mismos organizadores- salieron a la calle, bajo un cielo plomizo y aguantando un ocasional sirimiri, en solidaridad con la comunidad judía del Reino Unido, que se siente intimidada desde los sanguinarios ataques de Hamas del pasado octubre.

La policía arrestó al ultra Tommy Robinson, fundador de la Liga de Defensa Inglesa (EDL), al negarse a abandonar la ruta de la marcha, que arrancó en el palacio de Justicia y avanzó en paralelo al Támesis hasta alcanzar las arterias ministeriales del centro de Londres y desembocar en la plaza del Parlamento.

Robinson había llamado a sus seguidores en las redes sociales a unirse a la manifestación para "hacer saber a los judíos británicos que no están solos". La Campaña Contra el Semitismo le vetó por indeseable y por temor a que su apoyo público al movimiento "cause hostigamiento y alarme e inquiete" a la ciudadanía, según reconoció Scotland Yard.

"No nos representa. Es un racista", denunció a EL MUNDO el rabino Ithamar Handleman, mientras avanzaba con la marea de manifestantes por la orilla norte del río. "No es una marcha política, sino una protesta contra el furioso antisemitismo que sigue explotando en Reino Unido, la Unión Europea y el resto del mundo. En Reino Unido, los incidentes contra judíos han aumentado 1.400% desde el 8 de octubre".

Sharon Bierer, hija de un refugiado judío alemán, celebra el arresto del "líder fascista y antisemítico" nacionalista inglés "¿Cómo puede atreverse a venir aquí?, cuestiona. Tommy Robinson es un seudónimo bajo el que esconde su identidad real, Stephen Lennon, y un largo historial de antecedentes penales por fraude, acoso, agresión y drogas, entre otros delitos. Ahora se arriesga a regresar a prisión por desacato a la autoridad judicial en relación con la persecución de un refugiado sirio, el entonces escolar Jamal Hijazi, según una sentencia de 2021.

Mientras, la calma y sosiego se extendía por la cadena de manifestantes y el silencio se rompió en ocasiones para demandar la liberación de todos los rehenes en poder de Hamas. Muchos mostraban imágenes de niños y mayores apresados por la organización terrorista, exigiendo su "regreso a casa".

Hasta 1.500 agentes de policía, incluidos operativos de otras regiones inglesas, fueron desplegados este fin de semana de sucesivas marchas a favor de los palestinos y de las comunidades judías. No se registraron incidentes mayores en ninguno de los eventos, aunque 18 personas fueron detenidas el sábado por incitamiento al oído y otros cargos contra el orden público. Unos 300.000 ciudadanos participaron en esa manifestación en demanda de un alto el fuego por parte de Israel, según la Campaña de Solidaridad con Palestina.

"Israel no tenía otras opciones para procurar el retorno de los rehenes y proteger la frontera con Gaza", defiende el rabino, quien se declara crítico del gobierno de Benjamin Netanyahu y partidario de la solución política de la coexistencia de dos estados en la región. "Es una guerra y en las guerras la gente muere", coincide la londinense Bierer sobre el elevado número de musulmanes muertos en los bombardeos de la Franja.

Ambos coinciden en calificar los gestos en apoyo del pueblo palestino como "manifestaciones de odio", que intimidan a las comunidades judías. "Es la primera vez en mi vida que me he sentido repudiada en mi país. Tengo 66 años y nunca había experimentado antisemitismo hasta ahora", explica a este periódico. Cristiana y de madre británica, resume la situación en Israel como la lucha entre David y Goliat. "Somos los desamparados, nunca los favoritos. Siempre se le echa la culpa a Israel y eso solo lo entiendo como antisemitismo".

La Redacción

El periódico digital más leído en Santiago de los Caballeros y toda Republica Dominicana