2021: Incrementa la asincronía entre los mercados de arte dominicano e internacional



Salvo contadísimas excepciones, el mercado de arte dominicano continúa en franca y profunda a-sincronía con el internacional ya que los resultados tangibles y confiables sobre el desenvolvimiento del consumo artístico en la República Dominicana permanecen en la opacidad por el alto grado de informalidad en que se realizan sus transacciones, aumentando la imposibilidad de medir, con exactitud, su incidencia en la economía dominicana y determinar su tamaño y características.

En realidad, varios artistas consultados directamente nos expresaron que durante el año anterior (2021) les había ido mejor que en este 2022. Aunque la afirmación fue corroborada por varias vías, la imposibilidad de medir los resultados nace del carácter soterrado de estos consumos.

Sin embargo, en tanto los artistas afirmaron esa mejoría en el 2021, las instituciones formales como galerías de arte no presentaron activismo durante el período y la mayoría estuvo cerrada.

Pero al indagar por varias vías no hemos podido apreciar que el nivel de venta de los artistas y las galerías de arte nacionales haya podido ser significativo. Es lo que impulsa a los creadores de arte a aceptar encargos de murales callejeros baratos, decorativos y de poca calidad que perecerán pronto.

Son resultados inverificables que contrastan con la transparencia del mercado de arte internacional, cuyo resultado halagüeño durante el 2021 celebran los centros de seguimiento a su desempeño.

Los reportes e informes sobre el mercado de arte 2021.

Aunque con metodología y canastas de bienes artísticos diferentes, las dos instituciones de mayor prestigio en la ponderación y estudio anual de este mercado —ArtPrice y su socia china Artron Art Group y ArtBasel y UBS— informaron un crecimiento interanual sin precedentes en el mercado de arte, que ronda entre el 55% y el +61% respecto al 2020, dependiendo de la metodología empleada, especialmente en el diseño de la canasta de arte.

En su reporte titulado “The Art Market 2021”, disponible en línea, Artprice informó que este crecimiento del consumo se debió a que importantes obras maestras regresaron a las salas de subasta propiciando un ritmo sostenido de transacciones en todos los niveles de precios.

Significa que, durante el año 2021, período de necesaria recuperación frente a la pandemia de la Covid-19, los coleccionistas recurrieron a sus posesiones o patrimonio artístico apara permitirle a este desempeñar unos de los roles que con mayor discreción estos bienes realizan: ser garantes de un dinero cuyo valor ha crecido y continuará creciendo en el tiempo. La gente vendió arte para enfrentar los choques económicos en sus ingresos corporativos y personales derivados del impacto pandémico.

Reducidas las actividades económicas formales por el cierre de ciudades y mercados durante el 2021, el PIB mundial creció +5.5% en el 2021, según la Organización de las Naciones Unidas. El arte, en un entusiasmo global inusitado, lo hizo en +29%, según Art Basel y UBS. Estos resaltan que este mercado global alcanzó, durante el año 2021, ventas agregadas que lo llevaron a ingresos estimados en US$65.1 billones, en nomenclatura estadounidense.

+60%, un crecimiento asombroso

Art Price, por su parte, aclara que este aumento del 60% del 2020 al 2021 representó US$17,080 millones, resultado al cual las ventas de obras de bellas artes occidentales contribuyeron significativamente al crecer +68% hasta totalizar US$10,900 millones. En tanto, las mismas categorías de arte en china fueron valoradas en US$10,900 millones y representaron el +68%.

La cantidad de lotes (piezas) artísticos vendidos fue 663,900, iguales a +29% con respecto a las comerciales en el 2020. Esto nos dice el carácter extremadamente exclusivo de este mercado al cual tienen acceso pocos. De cada habitante del planeta, sólo 0.000000000086 adquirieron alguna de estas piezas.

El mayor incremento y novedad está en la variación del segmento lo histórico preferente. El arte contemporáneo, incluyendo figuras jóvenes saltadas a la fama, creció 20% cuando en el 2020 había crecido 3%. Esto explica que el precio promedio de las obras vendidas fuese de US$25,730, en tanto el precio medio no superó los US1000, quedando en $930.00.

En el período, las subastas públicas crecieron asombrosamente: +47%, las privadas, un tercio y las ventas de concesionarios, 18%, según Art Basel y UBS.

Nuevamente, el mercado estadounidense es el que aporta mayor dinamismo y tamaño al sector, el cual fue el 43% del global, en tanto el chino se colocó segundo, siendo el 20%, seguido por el inglés, cuyo pesó mundial fue establecido en +17%.

Sólo en el mercado de arte estadounidense, las ventas de arte incrementaron 33%, superando los US$28 billones; las registradas en China: +35%, totalizando, US$13.4 billones, en tanto en el Reino Unido el crecimiento fue +14%, alcanzando US$11.3 billones.

El mercado de arte en línea, por su parte, creció 7%, llegando a US$13.3 billones que, además, representaron el 20% de las ventas realizadas en todo este mercado, cifra que, también, es -5% respecto al 2020, aunque el doble de sus registros del 2019 (9%).

}); fbq('track', 'PageView');

}); fbq('track', 'PageView');

(function (d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) { return; } js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = "https://connect.facebook.net/en_US/sdk.js"; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, 'script', 'facebook-jssdk'));



Gracias a link

A %d blogueros les gusta esto: