Abinader se reunirá este sábado con sus homólogos de Panamá y Costa Rica. Ya están en PP

EFESanto Domingo, RD.

Los presidentes de República Dominicana, Luis Abinader; Panamá, Laurentino Cortizo; y Costa Rica, Carlos Alvarado, se reunirán este sábado en Puerto Plata, para hablar de la integración regional y de la crisis que sufre Haití y de su impacto en la región.

Este será el segundo encuentro de los tres mandatarios en menos de dos meses, después de haber formalizado el pasado septiembre la Alianza para el Fortalecimiento de la Institucionalidad Democrática, durante una reunión celebrada en Nueva York en el marco de la Asamblea General de la ONU.

La agenda de trabajo de este sábado, que se desarrollará en un hotel de Puerto Plata, tiene en su centro discusiones sobre la promoción del comercio regional y, con ese propósito, se celebrará una reunión paralela entre empresarios de los tres países.

En la línea del encuentro previo, celebrado en Panamá el 20 de octubre, los mandatarios darán especial atención a la crisis de Haití, cuestión que preocupa especialmente al país anfitrión de la cita, por compartir frontera terrestre con Haití.

En declaraciones hoy a la prensa, el ministro Administrativo de la Presidencia, José Ignacio Paliza, dijo que la crisis de Haití ha sido tratada en dos ocasiones anteriores por los tres mandatarios, y en esta ocasión “no se quedará fuera por las implicaciones que tiene para República Dominicana y sus efectos en toda la región”.

El tema de Haití requiere “una solución” y que “la comunidad internacional se empodere del mismo” y con esta cita se espera “generar ese nivel de interés en los países con mayor capacidad de impactar” en el asunto, como Estados Unidos o Europa, “para que puedan preocuparse y volver sus ojos hacia Haití”, subrayó.

Tras la reunión de octubre en Panamá, los tres presidentes suscribieron una declaración conjunta solicitando a la comunidad internacional una serie de acciones urgentes y concretas para enfrentar la situación haitiana.

La crisis migratoria causada por la permanente inestabilidad de Haití ha tenido impacto en toda América, llevando en los últimos meses a miles de haitianos a recorrer el continente de sur a norte.

Panamá y Costa Rica se han convertido en países de tránsito de decenas de miles de haitianos que viajan a pie desde Chile o Brasil hacia la frontera de Estados Unidos.

Mientras, la República Dominicana, que comparte con Haití la isla La Española, es uno de los principales destinos de esta migración que, en la mayoría de los casos, cruza ilegalmente la frontera terrestre que separa ambas naciones.

En la primera reunión de la Alianza, los presidentes también expresaron su “profunda preocupación ante la crítica situación política y el deterioro de los derechos humanos en Nicaragua”, un tema que puede volver a estar sobre la mesa.

Alvarado y Cortizo tienen previsto llegar a República Dominicana en la noche del viernes para asistir a una cena que su anfitrión, el presidente Abinader, ofrecerá en su honor y a la que están invitados representantes del sector empresarial de los tres países.

Las reuniones de trabajo comenzarán en la mañana de sábado, con un desayuno privado de los presidentes, que después se reunirán junto a sus cancilleres.

Los mandatarios recibirán un informe en materia comercial y económica de parte de los empresarios y, tras un almuerzo, firmarán una nueva declaración conjunta.

De forma paralela, las primeras damas celebrarán un encuentro para promover intercambios en materia artística, cultural y social entre los tres países.

A %d blogueros les gusta esto: