ADEFRO considera Ley 28-01 debe continuar

La Asociación Dominicana de Empresas Fronterizas (ADEFRO), consideró que es necesaria una continuación de la Ley 28-01 sobre desarrollo fronterizo, que da incentivos para la instalación de industrias en la frontera como parte de una estrategia integral para el desarrollo de esa zona.

La entidad advierte que estará vigilante a la actuación u omisión de legisladores, que a su juicio están en contra de la continuidad de la ley que vence hoy primero de febrero del 2021.

A través de un comunicado publicado en esta edición, la ADEFRO saluda el compromiso del presidente Luis Abinader de preservar el régimen de exención fiscal de la Ley 28-01, “en la convicción de que mantener su vigencia constituye uno de los aportes esenciales del Estado dominicano a su obligación constitucional de priorizar políticas y programas de inversión en zona fronteriza”.
También, en el documento la entidad pide al presidente de la República investigar “una extraña concertación del Ministerio de Hacienda”, que supuestamente busca desnaturalizar el propósito de la ley para adaptarla a intereses particulares.

“El Gobierno no puede llevar dos posiciones: una aparente y otra real. Condenamos esa duplicidad cuando fue un compromiso del Presidente con la frontera mantener la integridad del régimen de exenciones. La frontera está en alerta”,expresa la ADEFRO en su comunicado.

Origen de la Ley 28-01

El primero de febrero de 2001 fue promulgada la Ley 28-01, a través de la cual se creó una zona especial para el desarrollo fronterizo por veinte años, extendido a las provincias Pedernales, Independencia, Elías Piña, Dajabón, Montecristi, Santiago Rodríguez y Bahoruco.

La aprobación de la Ley 28-01 obedeció al interés de mitigar progresivamente los patrones estructurales de pobreza extrema que han afectado a la región fronteriza, cuyos niveles de incidencia son los más elevados del país.

“Debe mantenerse por más años”

La pieza, que busca una ampliación por 30 años más, fue iniciada en el Senado el pasado mes de septiembre y aprobada en el mes de octubre, y es de la autoría de los senadores Dionis Sánchez, Casimiro Antonio Marte y David Rafael Sosa.

Este proyecto ha generado muchas controversias con relación a su aplicación, por lo que se creó una comisión para consultar a todos los sectores, a fin de sacar del Congreso Nacional una iniciativa de ley, en cuanto a la modificación se refiere, que tenga consenso de todos los actores.

Varios sectores consideran que la Ley 28-01 debe mantenerse debido a las condiciones desiguales que se vive en la región fronteriza de la República

Dominicana.

Entienden que una política de incentivos especiales para la frontera es perfectamente procedente desde el punto de vista legal y necesaria desde el punto de vista social, productivo y de seguridad nacional.

A %d blogueros les gusta esto: