Crearán “Monumento a la paz y la concordia” con restos de armas destruidas

Este viernes se inició el proceso de destrucción de las primeras 803 armas de fuego de las 1,751 que han sido recolectadas en los dos meses de la Estrategia Integral de Seguridad Ciudadana “Mi País Seguro”. El acto estuvo encabezado por el presidente Luis Abinader.

Este primer grupo de armas fueron depuradas y los análisis determinaron que no tienen ningún tipo de antecedentes penales mientras que las demás aún se encuentran dentro de ese proceso.

“Desde nuestra llegada al gobierno, con la visión del señor presidente Luis Abinader, hemos puesto nuestro mayor empeño en devolverle la paz y tranquilidad al pueblo dominicano, por lo que decidimos sacar de las calles las armas ilegales que tanto luto y dolor han llevado al seno de la familias dominicanas, como muestra de esfuerzo, hemos recuperado en lo que va de año, un total de 3,765 armas, que tienen diferente situaciones de irregularidad, o ilegalidad”, afirmó el ministro de Interior y Policía, Jesús Vásquez Martínez.

La mayoría de  esas armas que están supuestas a ser destruidas destacan por el nivel de deterioro y óxido que presentan.

Abinader y el Ministro de Interior y Policía destruyeron las primeras tres armas, mientras que un grupo de oficiales continuó destruyendo las demás.

Contrario a otras actividades, el presidente de la República no hizo uso de la palabra y tampoco dio declaraciones a los medios de comunicación.

Durante el evento realizado en presencia del procurador general adjunto Andrés Chalas, en representación de la procuradora Miriam Germán Brito; el ministro de Defensa, teniente general Carlos Luciano Díaz Morfa y representantes de los organismos internacionales, el ministro de Interior, Jesús Vásquez Martínez, señaló que esa cantidad de armas al ser recibidas de manera voluntaria o por parte del Ministerio Púbico, el Ministerio de Defensa, la Policía Nacional y la Procuraduría General de la República, se pudo determinar que no tenían ningún registro.

Indicó que en este proceso se contó por primera vez en la historia de la República Dominicana con el respaldo de la Organización de Estados Americanos (OEA), la cual inició con la capacitación y certificación de personal del Ministerio de Interior y Policía, del Ministerio de Defensa y la Procuraduría General de la República, para acreditarlo en esta modalidad de destrucción de armas.

Vásquez dijo que el trabajo realizado supera con creces lo ocurrido en los años 2018, donde se recuperaron 853, en 2019; 1,668 y en 2020, 791, lo que significa que la sumatoria de esos tres años ascienden a un total de 3, 332.

Monumento a la paz

Las autoridades anunciaron que con los restos de estas armas destruidas se levantará un “Monumento a la paz y la concordia”, para cuya propuesta de diseño y construcción convocará a un concurso público para estudiantes de artes plásticas y escultores de todo el país para que sean ellos quienes creen el símbolo que nos identificará como “País Seguro”, lleno de paz y prosperidad para el futuro de la Republica Dominicana.

Además, explicó que el concurso público se hará a través del sistema de Naciones Unidas y su iniciativa Arte 2030.

Durante la ceremonia, el ministro realizó la entrega simbólica de los certificados de capacitación de la OEA en destrucción de armas y municiones al representante de la Procuraduría General de la República, magistrado Chalas y al ministro de Defensa, Díaz Morfa.

Entre los presentes en la actividad estuvieron los embajadores de Argentina, Nora Elizabeth Capello; Clemente de Lima  Baena Soares, de Brasil, y Christine Laberge de Canadá, así como el coordinador residente del Sistema de las Naciones Unidas en la República Dominicana, Mauricio Ramírez Villegas, y el director de la Policía Nacional, mayor general Edward Sánchez.

A %d blogueros les gusta esto: