Después del rescate se han sabido los detalles del secuestro

Los captores estaban fuertemente armados y salieron de un vehículo con placa oficial, según testigo

El hecho sucedió antes de las 9:30 de la noche del pasado sábado 20 de febrero, en Martissant, un vecindario plagado de bandas, en la entrada sur de Puerto Príncipe, según contó a Ayibopost y al Miami Herald Gilbert Mirambeau Jr., cofundador de Muska Films, la productora para la que trabajaban los hermanos dominicanos que están secuestrados en Haití.

El equipo regresaba de firmar en Jacmel, en un convoy formado por 17 vehículos, donde había ocho policías vestidos de civil; dos delante y detrás del convoy y el resto esparcido en el medio.

Mirambeau, quien ayudó inadvertidamente a comenzar la campaña contra la corrupción sobre los fondos de PetroCaribe que recibió Haití de Venezuela, consideró que el número de agentes no habría hecho una diferencia, así como tampoco la hora de traslado; indicó que la situación también hubiera sido más grave, ocasionando un tiroteo. Enfatizó que en Haití existe un problema de secuestros que ocurren a cualquier hora del día.

El cineasta, quien se encontraba dos vehículos detrás cuando sucedió el secuestro de los mellizos dominicanos Michael Enrique y Antonio Gerer Campusano Féliz, narró que uno o dos vehículos le pasaban de manera extraña. Dijo que no se dio cuenta mientras conducía, pero que los vehículos estuvieron todo el tiempo tratando de romper el convoy, hasta que lo lograron.

Una camioneta Toyota Hilux, blanca, vidrios oscuros y con placa oficial del gobierno, rompió el convoy. De ella salieron cuatro individuos fuertemente armados.

Gilbert Mirambeau dijo que nunca había visto tales rifles en Haití y que ni siquiera una unidad de la Policía Nacional cuenta con ellos.

Los hombres armados, apuntando sus armas, exigieron que los tres secuestrados subieran a la camioneta. Se trata del traductor haitiano Junior Albert Augusma y los hermanos dominicanos Campusano Féliz. Una vez esto, los captores emprendieron su huida.

“Todo ocurrió en segundos”, afirmó Gilbert Mirambeau en declaraciones al portal Ayibopost.

El Miami Herald mencionó que la policía ha dicho que los secuestrados son detenidos en Grand Ravine, un barrio pobre de barrancos infestados de mosquitos, pasillos estrechos y casas destartaladas y una de las varias guaridas de secuestros en la capital.

Los captores demandaron dos millones de dólares para la liberación.

La liberación

Fueron liberados los dos hermanos dominicanos Michael Enrique y Antonio Gerer Campusano Féliz, que fueron secuestrados en Haití mientras trabajaban en la filmación de un documental.

La información fue confirmada a este medio por una fuente de entero crédito, pero aún no se conoce si se pagaron los dos millones de dólares que exigieron para soltarlos. Tampoco se conoce la situación en la que están.

Más temprano se publicaron videos en las redes sociales, donde los hermanos, y el haitiano Junior Albert Augusma, quien también fue secuestrado, compartían en libertad y en un lugar abierto. En otro audiovisual, están comentando sobre la situación de Haití y su secuestro.

Familiares de los dominicanas están celebrando en el sector La Cerca de Bajos de Haina, en San Cristóbal, de que los hermanos fueron liberados.

Contaron que la madre recibió una llamada en la que le informaron que ya estaban libres.

El secuestro sucedió el pasado sábado 20, antes de las 9:30 de la noche, en Martissant, en la entrada sur de Puerto Príncipe, capital haitiano.

Ya están en la embajada y pronto serán enviados a su país

Haití se referirá al tema a través de su embajada; el presidente Moïse dice se tomarán medidas drásticas

Los hermanos dominicanos Michael Enrique y Antonio Gerer Campusano Féliz, liberados el pasado viernes, tras seis días secuestrados en Haití, fueron interrogados ayer domingo por el Departamento Central de la Policía Judicial (DCPJ) de Haití y están bajo el control de las autoridades de la embajada dominicana en Puerto Príncipe, capital del vecino país, para ser enviados a la República Dominicana, según informó el Ministerio de Relaciones Exteriores dominicano en un comunicado.

En la legación criolla “fueron recibidos en perfecto estado de salud por el embajador dominicano Faruk Miguel”. “Se estarán realizando los procedimientos correspondientes para su traslado a la República Dominicana y ser entregados a sus familiares”, señaló en el documento.

El presidente de Haití, Jovenel Moïse, aseguró se tomarán medidas drásticas ante la ola de secuestros que afecta esa nación. Los dominicanos fueron interrogados, como es de rigor, en presencia del cónsul dominicano en Puerto Príncipe y el agregado militar Salomón Sánchez.

Los quisqueyanos estuvieron durante dos días, después de ser liberados, en la sede de la Policía Judicial haitiana, donde dormían en sillas y sin bañarse, denunció una fuente a la agencia internacional Efe.

Hasta el momento no se ha explicado en qué condiciones fueron liberados los secuestrados ni si se pagó el rescate de US$2 millones por ellos.

La Cancillería destacó la labor interinstitucional realizada para resolver este caso por parte de las autoridades dominicanas entre los ministerios de Relaciones Exteriores y Defensa, el Departamento Nacional de Investigaciones, así como la Policía Nacional, bajo la dirección del presidente Luis Abinader.

Familia dice lo peor ya pasó

En la casa materna no tienen información clara de cómo sucedió todo, ni tampoco de cómo se dio la liberación. Esto ocurre a pesar de que, según un hermano de los secuestrados, desde el Palacio Nacional se han comunicado directamente con la familia desde que se conoció el incidente. El hogar que les aguarda en Haina, es una pequeña casa situada en la parte de atrás de un complejo de viviendas y allí han colocado una bandera dominicana en la entrada. Tras una semana de mucho miedo, los familiares ahora están más aliviados, porque creen que lo peor ya ha pasado. La muestra de este alivio son las fiestas que se han desarrollado en el sector, La Cerca de Bajos de Haina, desde que se supo la noticia de que los hombres habían sido liberados en buenas condiciones de salud. El entusiasmo por la inminente llegada de los protagonistas a esta localidad cercana a la carretera Sánchez, es cada vez más notable.

Los secuestrados defienden a los secuestradores (síndrome de Estocolmo)

En un video subido en una cuenta de Facebook y que se desconoce la fecha, se ve a los dos dominicanos y al traductor haitiano secuestrados en Haití desde hace siete días.

En el audiovisual, se ve a los hermanos Michael Enrique y Antonio Gener Campusano Feliz compartir con el traductor mientras toman de una botella.

Uno de ellos dice: “Mario nos cogió mucho aprecio y mucho cariño y se lo agradecemos bastante. Y al jefe, mi respeto para él”.

Al otro hermano se le escucha decir: “Mucho aprecio, que nos ayudó bastante, y sabemos que no fue por tu culpa, que el país lo amerita, el país está muy fuerte”.

El alto volumen de la música hace que la conversación de los tres sea confusa.

Los hermanos Michael Enrique y Antonio Gener Campusano Feliz trabajan en Haití como parte de un equipo de la empresa Muska Group que rueda un documental en el vecino país y cuando retornaban de regreso fueron raptados junto al traductor haitiano Junior Albert Augusma.

Fueron vistos por una última vez en la zona conocida como la 5ª Avenida, en la entrada sur de Puerto Príncipe, un sector considerado anárquico debido a la inseguridad existente.

Se ha informado que por su liberación se pide 2 millones de dólares.Cuenta donde se difunde video

El video se difunde en una cuenta, cuyo nombre es Lestomak Glise, y que tiene el título siguiente: “Dominicanos y haitianos secuestrados en Grand Ravine (comunidad haitiana) están bebiendo su dinero sin ningún problema”.

El secretario de Estado de Comunicación del Gobierno de Haití, Frantz Exantus, informó este domingo que los dos dominicanos que fueron secuestrados en ese país y luego liberados son interrogados por la Policía Judicial (DCPJ) como parte del procedimiento antes de ser entregados a las autoridades de República Dominicana.

“El DCPJ (Policía Judicial) interroga a los dominicanos recién liberados en su hotel en presencia del cónsul dominicano en el #PAP y el agregado militar Salomón Sánchez. Luego serán entregados al diplomático dominicano y las autoridades les permitirán salir de Haití. Este es el procedimiento”, explicó el funcionario en un mensaje colgado en su cuenta de Twitter @frantz_exantus.

.

El funcionario del gobierno de Haití no informó el día ni la hora en que los dos jóvenes serán entregados a las autoridades dominicanas.

Los hermanos Michael Enrique y Antonio Gener Campusano Féliz trabajan en Haití como parte de un equipo de la empresa Muska Group que rueda un documental en el vecino país y, cuando retornaban de regreso a la República Dominicana, fueron secuestrados junto al traductor haitiano Junior Albert Augusma.

El pasado viernes, luego de seis días de permanecer secuestrados, los dos dominicanos y el intérprete haitiano fueron liberados.

Desde ese mismo día circularon videos en las redes sociales, donde los hermanos y el haitiano compartían en libertad y en un lugar abierto. En otro audiovisual, están comentando sobre la situación de Haití y su secuestro.

El Ministerio de Defensa de la República Dominicana informó la noche del pasado viernes que los hermanos dominicanos estaban en “perfecta condiciones” de salud, luego de ser liberados.

Defensa subió una foto de los hermanos junto al teniente coronel del Ejército de la República Dominicana Robinson Quezada Martínez, en representación de la Embajada dominicana en Haití.

Agregó que los jóvenes estaban en ese momento en la Dirección Central de la Policía Judicial Haitiana (DCPJ).

Caso de técnicos dominicanos se trató de autosecuestro, informa Gobierno haitiano

Haití-El gobierno haitiano comunicó al gobierno dominicano que el caso de los hermanos Antonio Gerer y Michael Enrique Feliz Campusano, se trató de un autosecuestro.

Las autoridades del vecino país, ofrecieron la información al gobierno dominicano, fundamentados en el informe de la policía haitiana, de acuerdo a una fuente de la Cancillería dominicana.

Desde que se supo de la liberación de los técnicos cinematográficos, oriundos de Piedra Blanca de Haina, se ha desatado una ola de cuestionamientos y dudas en las redes sociales, acerca de los términos y condiciones en que fueron puestos en libertad y poniendo en duda la veracidad del secuestro.

De su lado, el presidente de Haití, Jovenel Moïse, informó este domingo a través de cuenta de Twitter, que los dominicanos serán entregados a las autoridades como había comentado a Luis Abinader.

“Me acaban de informar que los ciudadanos dominicanos, luego de su audiencia por parte de la DCPJ, serán entregados a las autoridades dominicanas, como había comentado con
@luisabinader”, indicó el jefe del estado haitiano en su mensaje de Twitter.

El manadatario Moïse también agregó en el tuit, que  se tomarán medidas drásticas para garantizar la lucha contra el secuestro y el crimen organizado en el país.

Los hermanos Campusano Feliz, habrían sido secuestrados el 20 de febrero junto a su intérprete haitiano Junior Albert Augusma, quien trabaja para la productora de cine Muska Group, que contrató a los dominicanos para una película.

Según versiones el supuesto secuestro se produjo cuando iban en un convoy de vehículos, en el viaje de regreso a Puerto Príncipe tras rodar escenas para una película en la ciudad de Jacmel, en la costa caribeña de Haití.