El mito de Medusa, expresión del presente



Federico A. Jovine Rijo

Más allá de ser fantasiosos relatos, los mitos son descripciones de arquetipos a través de las cuales el inconsciente colectivo se expresa. Pese a ser inmutables, su significado es cambiante e interpretable según la época, de ahí que sean efectivos para decodificar realidades presentes. Por ejemplo, todo Occidente se soporta en el mito greco-romano, en los avatares de sus personajes, vicisitudes y tragedias. Así las cosas, lejos de ser un nombre más entre los casos de corrupción administrativa que lleva la Procuraduría General de la República, intuyo que Medusa evoca más al mito griego que al simple animal gelatinoso.

En tanto Gorgona, ser del inframundo, Medusa sufría una maldición que constituía a la vez un poder terrible: convertir en piedra a todo aquel que la mirara. La truculencia de los dioses hizo que sobre Perseo recayera el destino de darle muerte, quien mediante ardides logró decapitarla.

Más allá de la validez de los argumentos jurídicos de la acusación, la veracidad o no de los hechos señalados -que deberán ser probados en un tribunal-, y sin caer en la tentación de sentenciar fuera de juicio, como ya lo ha hecho la sociedad, el expediente Medusa constituye una vivisección de la sociedad dominicana, no por las acusaciones de corrupción administrativa, pago de comisiones, sobornos, etc., sino porque desnuda un entramado en donde queda evidenciado el profundo nivel de corrupción de la sociedad; las colindancias entre lo privado y lo público; la inversión absoluta de los valores cívicos, en donde los personajes involucrados son incapaces de vislumbrar la línea que separa el bien del mal, lo legal de lo ilegal, quizás porque están tan acostumbrados que no pueden verla; o quizás porque viven en una sociedad en donde más que una línea, hay una ancha franja gris en donde los matices se difuminan.

Con ribetes de tragedia griega, la traición no puede faltar (¿a quién?, ¿de quién?, ¿a qué?, ¿por qué?); ni mucho menos el infausto destino de obtener el poder deseado para finalmente ser devorado por este. Más que un caso penal, es una ventana abierta al interior de una sociedad profundamente enferma; más que una sentencia, en realidad deberíamos procurar un diagnóstico.

El mito griego nos dice que la muerte de medusa no era un fin, sino el medio a través del cual, según el nuevo mito rebobinado por Hollywood, Perseo pudo obtener el arma definitiva para destruir al Kraken… pero eso será otra historia, o tal vez no.  

}); fbq('track', 'PageView');

}); fbq('track', 'PageView');

(function (d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) { return; } js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = "https://connect.facebook.net/en_US/sdk.js"; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, 'script', 'facebook-jssdk'));



Gracias a link

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: