Insisten en aplicar plan maestro para el drenaje pluvial

Desde el pasado viernes, cuando las lluvias convirtieron en un caos la ciudad de Santo Domingo y dejaron a ocho familias de luto, expertos analizan los graves problemas que presenta el sistema de drenaje pluvial y las consecuencias que podría seguir pagando la población si no se aplican soluciones.

El expresidente del Codia, infeniero civil José Espinosa, manifestó que el crecimiento continuo del Gran Santo Domingo impacta el sistema de drenaje, mayormente en los lugares de crecimientos verticales y otras infraestructuras de importancia, esto, por el cambio en el entorno del suelo con vegetación a asfaltos y hormigón.

El experto, consultado por Listín Diario, expuso que la causa principal de lo que ocurrió la semana pasada fue la falta de alcantarillado pluvial y a esto, dijo  se agrega la falta de limpieza de la acumulación de sedimentos en las parrillas colectoras e imbornales del sistema de alcantarillado, la acumulación de basuras en contenes y aceras, las excesivas escorrentías y la planificación desorganizada del crecimiento de la ciudad.

El presidente del gremio detalla que las excesivas escorrentías fruto de las aguas caídas y producto de las construcciones de grandes torres residenciales y otras estructuras que impermeabilizan los suelos, impiden la infiltración de agua en el subsuelo.

“Según algunos estudios, las áreas bajo estas condiciones solo permiten alrededor del 15% de infiltración de las aguas, sin embargo, si se mantienen las zonas verdes la percolación puede aumentar hasta un 85%”, refirió el experto de la ingeniería civil.

Plan maestro

El gremialista señaló que se necesita un plan maestro que ubique cada uno de los sistemas ya construidos y lo interconecte entre sí.

Asimismo, propone establecer, según la prioridad o procesos técnicos los tramos que bajo una programación se puedan ir construyendo en diferentes periodos.

Indicó que la construcción del Metro de Santo Domingo ha aportado en todos sus alrededores un efectivo drenaje pluvial y que lo mismo sucede con los túneles y pasos a desnivel en la avenida 27 de Febrero que  recogen parte de la escorrentía de la zona y otros como el túnel de drenaje de la Núñez de Cáceres que descargan en el Mar Caribe. “La zona colonial desde los tiempos de su fundación tiene un sistema de drenaje funcional”, detalló Espinosa.  Agregó que otras áreas aisladas cuentan con este tipo de drenaje y que sus aguas son vertidas en una de estas cuencas principales con que cuenta el gran Santo Domingo.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: