Integran helicópteros y drones a vigilancia en la zona fronteriza

Necesidad. Haitianos entraron ayer a Dajabón a comprar combustibles, alimentos, medicinas y otras mercancías, pero luego retornaron a su país.

  • Parte de miles de militares dominicanos que han sido incorporados a las labores de vigilancia en la frontera con Haití, donde desde el sábado también se usan helicópteros, drones y tropas élites para evitar el ingreso de indocumentados y el tráfico ilícito de mercancías, debido a la crisis política y económica en esa nación. EXTERNA

Ricardo Santanaricardo.santana@listindiario.comDajabón, RD

Helicópteros y drones sobrevuelan desde el pasado sábado la zona fronteriza Norte de Dajabón, con un reforzamiento especial a cargo del escuadrón de Cazadores de Constanza y de la unidad de artillería pesada, ante cualquier eventualidad, debido a las protestas, secuestros, inseguridad e inestabilidad política que prevalecen en Haití.

La vigilancia aérea y terrestre comenzó el sábado y ayer domingo fue reforzada con el objetivo de garantizar la seguridad de la República Dominicana, dijo el Ejército de República Dominicana.

Las nuevas acciones fronterizas están  comandadas por el coronel José Manuel Félix Brito, responsable del Décimo Batallón del Ejército y dirigidas por el también el coronel y periodista Germán Rosario Pérez, comandante de la Cuarta Brigada de ese instituto castrense con asiento en Mao.

Según el comandante de la Cuarta Brigada del Ejército de República Dominicana, Rosario Pérez, 30 miembros del Sexto Batallón de infantería de ese organismo castrense llegaron a la frontera,  a bordo de cuatro jeeps y un helicóptero 0H 58, ficha 1903.

También un camión carguero para abastecer de combustibles a las aeronaves que recorren la parte fronteriza dominicana, como forma de garantizar la seguridad y la soberanía del territorio dominicano.

Asimismo, los soldados disponen de motocicletas, vehículos todo terreno y cámaras de seguridad, como parte del gran reforzamiento en la franja terrestre limítrofe con Haití.

Entrada permitida
Haitianos se aglomeran en la ribera del río Masacre del lado de Haití y en su portón fronterizo tratando de entrar al país en busca de combustibles, alimentos, medicinas y asistencia de salud.

Ayer haitianos entraron a Dajabón para comprar combustibles, alimentos, medicinas y otras mercancías, pero luego con la ayuda de soldados retornaron a su país.

Jean Paul, un activista de Derechos Humanos en Fort Liberté y Juana Méndez, proclamó que lo que ocurre en su país es difícil de entender. La crisis política, social y económica en Haití se ha agravado después del magnicidio del presidente Jovenel Moise.

Paul dijo que en su país prevalece el desorden y la falta de voluntad política para resolver los males que aquejan a sus ciudadanos, por lo que clamó a la comunidad internacional que intervenga en la crisis haitiana.

Una locura
Subrayó que las pandillas que están aterrorizando a la población son una locura, igual que los secuestros y que a eso se añade la falta de combustibles, alimentos, un agravamiento de los robos y asaltos en las calles, mientras a las personas detenidas se les violan todos sus derechos en las inspectorías y comisarías de policías de Haití

El viernes el comandante del Ejército de República Dominicana, mayor general Julio Ernesto Florián Pérez, junto a otros altos mandos militares, hizo un recorrido por todo lo largo de la  frontera para percatarse de la situación de la zona, ante la tensa situación que prevalece en Haití.

CIFRAS

Once mil.
“Once mil soldados y algo, tenemos ya custodiando nuestra frontera a todo lo largo, desde Manzanillo, Montecristi hasta Pedernales”, respondió el jefe del Ejército a periodistas locales que lo consultaron a su llegada en helicóptero a la fortaleza Beller de la provincia fronteriza Dajabón.

A %d blogueros les gusta esto: