Jóvenes profesionales en busca de cualquier empleo, mientras la economía dominicana cerrara el año con un 10% de crecimiento, la misma avena con otro chocolate

Los jóvenes que estudiaron una carrera de grado, pero están desempleados fueron los que más acudieron a una jornada de empleo del Ministerio de Trabajo donde se buscaba llenar 125 vacantes para una empresa de servicios. 

Otros de los asistentes esperanzados para conseguir un trabajo fueron algunos estudiantes universitarios entre 19 y 24 años. Tal es el caso de Bayron Fernández, quien estudia medicina en Utesa y desea tener un empleo para poder seguir costeando sus estudios. 

Otro jovencito de 22 años estudia Ingeniería Electromecánica en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), pero a pesar de que las vacantes que solicita el Ministerio de Trabajo no pertenecen a su área, él desea conseguir empleo para poner un negocio relacionado con lo que estudia. 

Graduados y sin empleo 
Patricia Urraca tiene 37 años y está desempleada desde inicios de 2020. Ella es graduada de Mercadeo y se enteró de la feria de empleos gracias a una amiga. Tiene experiencia en el área de Caja.

Para Urraca, muchas veces el graduarse de la universidad es más un obstáculo que una ayuda, pues cuando va a buscar trabajo los reclutadores le dicen “pero es que eres profesional”. 

“Eso me hace sentir muy mal porque uno pasa hambre en la universidad y en ocasiones pasa hasta trabajo para poder cumplir con las tareas”, manifiesta cabizbaja. 

Solo pocos adultos mayores de 30 años asistieron a esta jornada. Gregoria Carmona es uno de ellos, quien tiene experiencia en el área de servicio al cliente en cafeterías y por eso aplicó para trabajar en el supermercado que solicitó las vacantes al Ministerio de Trabajo. 

Mientras en un discurso con motivo del 74 aniversario del Banco Central, el gobernador Héctor Valdez Albizu, reveló que el producto interno bruto (PIB) del país alcanzó un crecimiento de 12.7% en los primeros nueve meses de este año y proyectó que al cierre de este 2021 será de dos dígitos (10%) o más.

Valdez Albizu citó al sector Hoteles, Bares y Restaurantes como el gran dinamizador del crecimiento de enero a septiembre, con un 31.8%; seguido de la construcción con un 30%, zonas francas 24%, entre otras actividades que a su vez contribuyeron con un aumento del empleo formal e informal.

No obstante, recalcó que como en meses anteriores, la construcción volvió a ser la actividad de mayor incidencia en el crecimiento, representando casi un 80 % de la formación bruta de capital fijo.

“El notable desempeño de los primeros nueve meses del año consolida la proyección de que República Dominicana logrará una expansión de dos dígitos al finalizar el 2021, es decir de 10% o más, ubicando al país nuevamente como una de las economías de mayor crecimiento en América Latina”, indicó el gobernador en su discurso.

Afirmó que el crecimiento registrado en los primeros  nueve meses es una “verdadera proeza”, ante el impacto de la pandemia en la salud y en la economía.

Los sectores más dinámicos en el desempeño, en términos de valor agregado en enero-septiembre fueron: Hoteles, bares y restaurantes (31.8%); construcción (30%); manufactura de zonas francas (24.2%); transporte y almacenamiento (13.7%); manufactura local (11.5%); comercio (11.1%); y explotación de minas y canteras (6.9%), informó el gobernador Valdez Albizu.

Turismo recuperado
Valdez Albizu destacó que el turismo se ha recuperado más rápido de lo previsto, y según las cifras, en enero-septiembre llegaron al país más de 3.3 millones de visitantes no residentes.

Solo en septiembre, los pasajeros no residentes que ingresaron al país se incrementaron en 12.9% con respecto a los visitantes recibidos en igual mes de 2019, desempeño que según dijo permite proyectar que la llegada de no residentes superaría los 4.8 millones en 2021. 

Manufactura local
Respecto a la manufactura local, el gobernador afirmó que la recuperación fue determinante, no solo por su participación en el PIB, sino  porque es uno de los principales generadores de empleos formales en el país. 

De igual modo se refirió a la manufactura de zonas francas, la actividad que recuperó el 100% de los empleos suspendidos durante el confinamiento.

En cuanto al comercio, el gobernador explicó que el sector fue un importante beneficiario del aumento de la demanda, “como resultado de la flexibilización del confinamiento orientado a mitigar la propagación del coronavirus”.

A %d blogueros les gusta esto: