Policías vinculados a “tumbe” de drogas temen por sus vidas

Los agentes policiales involucrados en el robo de 400 kilogramos de drogas se le impuso año como medida presión preventiva.

Barahona

El grupo de trece agentes de la Policía Nacional vinculados a un “tumbe” de más de 400 kilos de cocaína teme por su vida y se niega a cumplir la disposición de la jueza María Consuelo Valenzuela, de la Oficina de Servicios Judiciales, quien  ordenó que los uniformados cumplan el año de prisión preventiva que les impuso en distintos recintos carcelarios. 

Los implicados que advirtieron que no aceptarán ser llevados a otros lugares fuera de Barahona fueron el capitán Rafael Amaurys Medina Pérez (Patú), los sargentos Frainel Féliz (Bambí), Jorge Ramón Alcántara Urbáez (sargento Alcántara), Jordany Cuevas Méndez (Yoda).

Como también, Miguel Ángel Féliz Féliz (Argenis), Oscar Andrés Valentín Jiménez (Oscalito), los cabos Juan Carlos Medina Méndez Welni Féliz, Esteban Armando Féliz Batista (Chatica), los rasos Iván Féliz Vólquez, Carlos David Pimentel Cuevas, Junior Geraldo García, Bryan Polanco y José M. Olivero.

A través de familiares que contactaron a reporteros de Listín Diario, los uniformados, dijeron que temen por sus vidas, al ser llevados a lugares apartados de Barahona y por las de sus parientes cuando estos tengan que desplazarse a verlos y llevarles alimentos.

El pasado miércoles 24 de agosto a los agentes policiales involucrados en el robo de 400 kilogramos de drogas a finales del pasado agosto en playa Las Salinas, Villa Central, de este municipio Santa Cruz de Barahona, la magistrada Valenzuela le impuso año como medida presión preventiva.

Pueden evitar el traslado los agentes

Reporteros de Listín Diario consultaron a varios abogados sobre la decisión y los argumentos de los privados de libertad por el caso del “tumbe” para evitar ser llevados a distintas cárceles, quienes aseguran que no pueden evitar el traslado. A menos que un tribunal superior al que dictó la medida disponga lo contrario, sobre todo, porque los internos, a quienes se les dictó la medida, consistente en un año de prisión preventiva apelen la decisión.

Conforme a la decisión de la magistrada Valenzuela, los imputados en el caso del Tumbe de los 400 kilos de cocaína, deberán cumplir el año de prisión preventiva en las cárceles de Jimaní (Independencia), Neyba (Bahoruco), Baní (Peravia) y Najayo, provincia San Cristóbal.

A %d blogueros les gusta esto: