Recompensa de Dios | Listín Diario



“Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público”, Mateo 6:6.

En intimidad con Dios. Jesús observa sobre el lugar secreto de la oración. En diálogo con el Padre. Lo más importante es estar a solas con Dios.

Hablar con el que ve, escucha y atiende. Justo en lo que llaman “cuarto de guerra”. Cuyos resultados serán públicos, advierte Jesús.  

Clamamos en lo natural –sumidos en limitaciones– y, sin embargo, Dios obra en lo sobrenatural. A plena luz del sol o en plenilunio.     

}); fbq('track', 'PageView');

}); fbq('track', 'PageView');

(function (d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) { return; } js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = "https://connect.facebook.net/en_US/sdk.js"; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, 'script', 'facebook-jssdk'));



Gracias a link

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: