SIGUEN LAS TRAGEDIAS LLEVANDO LUTO A FAMILIAS DOMINICANAS

Civiles, policías y presuntos delincuentes son los protagonistas de los más recientes homicidios acontecidos en la Republica Dominicana.

Thais López Guerrero, empresario del municipio de Higüey, provincia La Altagracia, cayó abatido la noche del pasado jueves mientras se disponía a cerrar las puertas de su negocio. Los atracadores dispararon contra él en varias partes del cuerpo, arrebatándole la vida. La víctima tenía unos 48 años.

El hoy occiso era propietario del Pica Pollo “El punto del sabor”. Autoridades indican que el homicidio se produjo en las afueras del negocio y prometieron dar con los responsables del crimen.

Un suceso estremecedor fue el que tuvo lugar en Cienfuegos, distrito municipal de Santiago. Un adolescente de 12 años ultimó a un anciano de 66 con una pedrada en el pecho. Son confusos los motivos que desencadenaron la tragedia, pero según testigos, el adolescente tomó tal determinación luego de que el anciano le diera una bofetada, porque “alegadamente” se sentía hostigado con los constantes “relajos” del joven contra su persona. La victima identificada como Fabio Ángel Rodríguez, sufría de trastornos de salud mental. El adolescente fue entregado por sus familiares voluntariamente al destacamento policial de Cienfuegos.

A la lista se suma Engels Martínez Evangelista, presunto delincuente de 22 años que era buscado por la Policía Nacional con cuatro órdenes de arresto, dos de ellas por homicidio. Martínez resultó muerto en un enfrentamiento que se produjo, según los agentes policiales, cuando se defendieron de una agresión a tiros en la zona conocida como “La Cañada del Diablo” en el barrio Simón Bolívar, de esta capital.

Producto de esta agresión, conforme al reporte preliminar, resultó herido de bala en la pierna izquierda el sargento mayor policial Franklin Alberto de León Zabala, de 37 años, quien se encuentra recluido en un centro médico recibiendo las debidas atenciones. En un acontecimiento similar, durante la desmantelación de una banda dedicada a asaltar comercios en Sabana Perdida, Santo Domingo Norte (SDN), cayó abatido en el enfrentamiento con la policía uno de los supuestos integrantes del grupo delincuencial conocido como Juan Manuel Montaño Albue, de 41 años.

El hecho que consternó más recientemente a la población dominicana fue el hallazgo del cuerpo sin vida de Alberto Grullón Uceta, taxista que había sido reportado como desaparecido, pero cuyo destino final fue morir asesinado presuntamente en manos de dos ciudadanos haitianos.

El cadáver fue encontrado en Villa Isabela, provincia Puerto Plata. Según el informe de la Policía de Santiago, los malhechores le propinaron varios golpes con piedras en la cabeza, ocasionándole la muerte.

Todos estos hechos con desenlace trágico visten de luto a varias familias dominicanas y conmueve al resto de la población. La violencia y la sangre derramada a causa de la delincuencia tronchan el camino de personas inocentes con aspiraciones de servir y progresar, acorta las esperanzas de aquellos que anhelan vivir en un país seguro.

Familiares piden se haga justicia

Dos venezolanos están detenidos para ser investigados por el asesinato del taxista Alberto Grullón Uceta.

El cuerpo del taxista, que hacía doce días que había contraído matrimonio con la joven Everlyn Ramírez, además de ser velado en Cienfuegos, donde residía, fue llevado a Guatapanal, muinicipio Esperanza, donde viven sus padres. El dirigente del transporte, Juan Núñez y el padre del taxista asesinado, Alberto Grullón, reclamaron a las autoridades actuar con rapidez y dar con los responsables del asesinato.

Núñez lamenta que varios taxistas han sido asesinados por delincuentes y la mayoría de los casos ha quedado sin justicia.

A %d blogueros les gusta esto: