Situación complicada tras lío en parque industrial Codevi

Un grupos de haitianos irrumpió violentamente ayer en las instalaciones de la Corporación de Desarrollo Industrial (Codevi), situada en la comuna de Juana Méndez, fronteriza con Dajabón, causando enormes destrozos en partes importantes de la estructura. En un documento hecho público ayer, la dirección del parque industrial explica que “estas personas irrumpieron de manera abrupta en algunos de los depósitos de alimentos, destruyendo parte de sus instalaciones”. En medio del peligro, se ordenó despachar al personal “debido al ingreso de desaprensivos al parque, con el fin de provocar disturbios”.  Este hecho se registró alrededor de la 1:00 de la tarde. Para evitar que alguno de los colaboradores resultara lesionado, la Corporación activó el protocolo de seguridad y el personal fue enviado a sus casas, bajo protección del servicio de seguridad. Los empleados de la zona franca se mostraron visiblemente afectados cuando eran evacuados del lugar.

Entre estallidos de llanto y un ambiente de incertidumbre, muchos empleados evacuaban las instalaciones abrazados de compañeros y familiares. “Acabaron con todo”, dijo una mujer, que presenció lo ocurrido, mientras era escoltada por militares y miembros de la Dirección General de Migración, hasta un área segura. El parque industrial, donde laboran más de 14 empleados, reabrirá sus puertas tan pronto sea posible. “Codevi se mantendrá atento a los acontecimientos y reabrirá sus puertas tan pronto sea posible laborar en un ambiente de total seguridad para todos”, dice un parte de la declaración. “Nos unimos en solidaridad y al clamor de la población de una solución a la crisis por la que atraviesa nuestro vecino país de Haití”, agrega.

Habla ministro de Defensa

Mientras tanto, el ministro de Defensa, Carlos Luciano Díaz Morfa, atribuyó a “un asunto interno” las causas del incidente registrado en las instalaciones del parque industrial.“Todo lo que sucedió fue del lado haitiano, no del lado dominicano”, dijo Morfa.No hay informe de dominicanos secuestrados, heridos o lesionados, agregó el alto rango militar.Además, aseguró, “no tenemos informaciones de que bandas haitianas hayan actuado”.Según un empleado, los hechos empezaron cuando, a la hora de almuerzo, los haitianos se encontraron con una guagua del alcalde de Juana Méndez en medio del puente y, desesperados por ir a comer y regresar a tiempo, “se armó un tumulto” que provocó el problema.Cuando fueron a la empresa a curarse de las heridas, la ambulancia “no tenía personal médico para atenderlos”, lo que agravó la situación.Asimismo, el alcalde del municipio de Dajabón, Santiago Riverón, indicó que los responsables de la protesta fueron miembros del sindicato que agrupa a los haitianos.“Sindicato de los haitianos están incentivando esta situación de violencia”, dijo el alcalde. Los dominicanos que trabajan en esta zona franca fueron evacuados, mientras la empresa informó que cerraba sus puertas hasta que exista un ambiente de seguridad.

Fin de semana caliente

Sin la más leve pizca de reflexión desde el gobierno para escuchar y dar respuesta a las demandas cruciales del movimiento popular haitiano, que las ajusta a tres lastres clave: baja al precio de los combustibles, carestía de la vida y renuncia del primer ministro, su objetivo político, en Haití se augura un fin de semana de furia callejera.   Pero aun enfrentado a protestas diarias y una campana de denuncias que hace eco mucho más allá del marco territorial, para forzar a una salida, al gobierno de Ariel Henry no parece intimidarle tanta presión.

Hacerse de “oídos sordos”

Así como reza el dicho dominicano de hacerse de “oídos sordos”, el régimen henrista sigue incólume por su camino, mientras las calles siguen ardiendo, con más protestas, y las bandas armadas ganando de facto más poder y territorio.

Durante los primeros tres días de huelga esta semana, que registró el cierre casi total de todo en Haití, miles de personas tomaron las calles en Puerto Príncipe, Gonaïves y Cabo Haitiano, y ya hay convocatorias para protestas durante todo el resto de semana.

El pueblo haitiano puede estar aproximándose a un choque entre el silencio y la ira. Ariel Henry no reacciona a lo que ocurre fuera de Palacio desde hace casi dos meses, mientras la paciencia empieza a ladearse hacia el lado violento, incluso aquellos que suplican paz.

Niegan permiso para acto de prohaitianos

El Ministerio de Interior y Policía negó el permiso que había solicitado un grupo de nacionalistas prohaitianos que se proponía realizar ayer una parada cívica en el parque Independencia, en el horario de 6:00 de la tarde a 8:00 de la noche.

La decisión del ministerio se produce en medio de la tensa situación que se vive en el vecino Haití.

Interior y Policía aseguró que el Gobierno sigue firme en su apego irrestricto a la Constitución y a las leyes.

“El tema de la soberanía del país y la defensa de los intereses nacionales nunca será puesto en duda durante la gestión del presidente Luis Abinader”, destaca el ente.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: