Tecnólogos extranjeros proponen nuevo método de alimentación en base a “Jartura de Arroz”

Los representantes de la Fundación Global para la Nutrición Infantil afirman que impactaría positivamente a pequeños y medianos productores del cereal, ante la desgravación DR CAFTA.

Santo Domingo, D.N.  En el marco del lanzamiento de la Campaña ALIMENTACIÓN 10 HAMBRE 0, una delegación de tecnólogos extranjeros especialistas en ayuda alimentaria humanitaria propusieron al Instituto Nacional de Estabilización de Precios (INESPRE) una donación de tres (3) nuevos alimentos fortificados basados en proteínas y harina de arroz nacional, cuya inclusión en la cesta alimentaria de las Bodegas Móviles mejoraría el impacto nutricional neto del surtido actual.

En una visita efectuada por representantes de la Fundación Global de Nutrición Escolar (Global Child Nutrition Foundation -GCNF -siglas en inglés) al Ing. Iván Hernández Guzmán, los señores licenciado Will Lajara y el doctor Ryan Kennedy, delegado regional y director ejecutivo respectivamente del organismo internacional, plantearon a la dirección ejecutiva los beneficios que aportaría a los pequeños productores nacionales de arroz, la inclusión del nuevo alimento en la cesta alimentaria del INESPRE, así como en otros programas alimentarios estatales.

<…Siendo el programa de Bodegas Móviles una iniciativa social gubernamental, es factible condicionar la proveeduría de los nuevos alimentos fortificados, de manera tal que solo pequeños productores nacionales sean los suplidores certificados del arroz como materia prima del mismo>>, precisó el doctor Ryan Kennedy.

Aseveró que en las naciones donde se implementa y desde un punto de vista estrictamente económico, los programas de ayuda alimentaria humanitaria y alimentación escolar son vectores de generación de demanda interna de rubros agropecuarios o alimentarios, que por consecuencia catalizan la producción local de los mismos, contribuyendo a dinamizar la economía de zonas agrícolas mientras se contribuye a la soberanía alimentaria.

Entretanto, Lajara informó que en octubre pasado le planteó al administrador del Banco Agrícola, Ing. Fernando Durán, en su calidad de dirigente de un clúster de mipymes alimentarias, la factibilidad técnica de procesar el arroz para los nuevos alimentos fortificados en una moderna planta estatal de procesamiento de harinas no tradicionales, localizada en el municipio de Nagua.

<< Igualmente, manifestamos la disposición del clúster microempresarial de rehabilitar operativamente la planta para este propósito, así como la producción de harina de batata como sustituto del trigo en la fabricación de galletas escolares de alta energía>>, indicó.

En el encuentro se presentó como ejemplo el dossier de una intervención alimentaria realizada en 2018 con el alimento infantil propuesto en la Escuela Primaria Mata Limón, Paraje Chirino, Provincia de Monte Plata, donde se desarrolló un protocolo y se intervinieron 556 estudiantes de nivel primario, a quienes les fueron dispensados durante 5 días lectivos la proteína fortificada con cereal de arroz nacional reconstituido en la cocina de la escuela, como desayuno en una ocasión, y en otra en las meriendas diarias.

El impacto nutricional del alimento, así como su aceptabilidad, fueron avalados por los técnicos de la institución que supervisaron la intervención alimentaria.

La Fundación Global de Nutrición Infantil (Global Child Nutrition Foundation), es una red global de gobiernos, empresas y organizaciones de la sociedad civil, cuya sede figura en Estados Unidos, que trabajan juntas para apoyar programas de ayuda alimentaria humanitaria motivando a las comunidades a prosperar, a través de capacitación, asistencia técnica y oportunidades de trabajo.

Postula que los programas estatales de ayuda alimentaria y alimentación escolar tienen un retorno de la inversión positivo, basados en hallazgos que confirman que invertir hoy en alimentos fortificados con proteínas y micronutrientes tendrá beneficios en ahorros de costos de salud y atención médica mañana.