Centro Volver, un camino a reinserción de adictos

Santo Domingo.-Las adicciones a sustancias psicoactivas y los trastornos mentales sin una asistencia médica oportuna pueden provocar estragos significativos en la salud de un individuo y en su capacidad funcional.

No obstante, el incremento de estos casos en el país no ha sido motivo para que se desarrollen políticas públicas de cobertura médica a través del Sistema Dominicano de la Seguridad Social (SDSS).

Así lo plantea Hanoi Vargas, director ejecutivo del Centro Conductual Volver, quien afirma que a través de esa entidad se ofertan tratamientos en salud mental a cargo de un equipo de profesionales de la conducta humana compuesto por psiquiatras y psicólogos, que promueve un abordaje terapéutico completo y equitativo.

Vargas, también secretario de Finanzas del Colegio Dominicano de Psicólogos (Codopsi), resalta que el centro que dirige cumple con una misión social, pues ha sido registrado sin fines de lucro y brinda sus servicios médicos a un módico precio en comparación con otros centros de rehabilitación.

Una consulta psicológica en el país, por lo general, puede rondar los tres mil pesos, pero en este centro de atención a la conducta humana oscila entre 2,000 a 2,500 pesos.

“Tratamos los trastornos mentales en pacientes que reciben atención psiquiátrica, los abordamos en el primer nivel de atención, es decir tanto a nivel de consulta como a nivel de internamiento”, puntualiza Vargas.

Explicó, igualmente, que tratan con pacientes que ameritan rehabilitación por problemas de abusos de sustancias psicoactivas, es decir, mala relación de las personas con actividades y sustancias, “porque en eso consiste la adicción, no solamente en temas de sustancias, sino básicamente la relación de esa persona con esa sustancia”, agrega.

Explica que producto de lo “saturado” que se encuentra el sistema de salud pública en la unidad psiquiátrica y las carencias dentro de la misma, son innumerables los casos de personas que necesitan de manera urgente un tratamiento psiquiátrico y no son asistidas de la manera más apropiada.

Enfatiza en que el Centro Conductual Volver busca brindar de forma integral un servicio de salud al alcance de todas las personas, en especial las de escasos recursos. Cuenta, además, que han realizado rehabilitaciones y terapias psicológicas a personas que se encontraban en una grave situación que comprometía su salud mental, producto de diversas situaciones traumáticas.

Actualmente este espacio para la “reinvención” está dentro de las entidades más sobresalientes en trabajos de capacitación, prevención y servicios en temas de drogodependencias con vinculación a las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) y el Virus de la Inmunodeficiencia Adquirida (VIH).

A pesar de que en pleno siglo 21 las personas con enfermedades mentales han sido relegadas de la sociedad, este centro se ha convertido en el refugio de quienes han sido rechazados, invisibilizados e incluso repudiados, tanto por sus parientes como por el mismo sistema de salud.

En ese sentido, Vargas manifiesta que la Seguridad Social no ha establecido cubrir este tipo de servicios, a pesar de los esfuerzos realizados dentro de esta institución y las constantes propuestas al Estado para ayudar a personas que se encuentran en situación de calle.

Ventajas

—1— Costo
El pago por la atención médica varía de acuerdo al tipo de patología que padezca la persona.
—2— Inclusión
Este recinto está abierto a todo el que desee ayuda psicólogica.
—3— Internamiento
El costo por internamiento es menor que en centros de este mismo tipo de atención.

Asistencia a jóvenes y niños del Conani
Proyecto. Para favorecer a niños y adolescentes que han incurrido en las drogas y que se encuentran bajo el amparo del Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (Conani), Hanoi Vargas ha propuesto al gobierno diseñar un programa de asistencia a estos menores para salvaguardar su salud mental y orientarlos sobre el efecto nocivo que tienen las sustancias psicoactivas en el cerebro humano.

Sin embargo, destaca que pese a los intentos no han obtenido respuestas de las autoridades competentes.

“Hemos querido ver si a través del Estado desarrollamos un acuerdo con Conani y con sus adolescentes con problemas de adicción porque hay muchos casos”, señaló eHanoi Vargas.