Covid-19 ha aumentado la demanda de terapias del duelo

Por definición, el duelo es la respuesta emocional de una persona ante la experiencia de una pérdida. El luto es el proceso de adaptarse a la vida después de una pérdida.

Así lo dice Carmen Virginia Rodríguez, terapeuta familiar que asegura: “Estamos en época trauma postcovid, y la asistencia a terapia ha sido, por decirlo de alguna manera, masiva. Las personas han reconocido la necesidad de buscar ayuda psicológica, no sufrir en silencio por el dolor y el miedo que todo esto nos ha traído, como individuos y sociedad”.

Comenta la especialista del Grupo Profesional Psicológicamente que, estos últimos dos años, los seres humanos han experimentado pérdidas de todo tipo, desde humanas hasta trabajos, casas, dinero, salud, pareja…

En todos los casos, unas y otras, han aflorado en las personas diversas emociones comportamientos y hasta patologías, todo producto de la presión, dolor y sentimientos de frustración que dejan estas experiencias dolorosas que son pérdidas, resalta Rodríguez.

Explica que cada persona tiene su manera de lidiar con los duelos producto de las pérdidas, y no todos los duelos se complican. Sin embargo, algunos duelos se complican, ¿Cuándo hablamos de duelos complicados? Según dice, cuando éstos pasan los 12 meses luego de la pérdida.

De hecho, “el duelo ha sido invisibilizado por las personas de muchas maneras a través de los años sufriendo en silencio. A pesar de sus conductas de aislamiento, tristeza continua, ataques de rabia o ira, entre otros comportamientos, son vividos, pero explicados a través de cualquier cosa, menos por un duelo no resuelto.

El diagnóstico

Según el DSM-5 (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales), el trastorno de duelo complejo o complicado persistentese diagnostica sólo si han trascurrido al menos 12 meses desde la muerte de alguien con quien el doliente tenía una relación cercana.

Quiere decir que, si la persona persiste en las etapas descritas del duelo por más de 12 meses, es importante que esta, o familiares o amigos cercanos, tomen la iniciativa y den una voz de alerta, ya que la prevalencia del duelo complejo es de 2.4 a 4.8%, siendo las mujeres las más afectadas.

Ya han pasado más de 12 meses desde que todo esto comenzó, por lo que comenzamos a ver duelos complicados que se originaron a principios del 2020. “Si conoce a alguien que ha perdido un ser querido, su salud, sus finanzas, su trabajo, y vive entre la negación, ira y depresión es una alarma a la que deben prestarle atención. Existe  ayuda, solo hay que pedirla”, comunica la psicóloga. |

A %d blogueros les gusta esto: