Obesos con coronavirus presentan muchas complicaciones

Médicos de Cedimat participan en dos investigaciones internacionales cuyos resultados se conocerán próximamente para abordar mejor la atención a pacientes.

La experiencia de más de 12,000 pacientes con el virus del Covid-19 trata­dos en Cedimat ha permi­tido observar el alto ries­go de complicaciones que presentan los pacientes con sobrepeso y obesidad que se infectan, así como las lesiones pulmonares y cardiovasculares que pue­de generar el virus en de­terminadas personas.

También le ha permitido ver que tal como se ha re­gistrado en otras naciones, luego de la recuperación, cuando el paciente se nega­tiviza, entre un 15 y 20% de las personas pueden que­dar con algún tipo de se­cuelas por lo que requieren mantener un seguimiento médico por algún tiempo.

Así lo asegura el des­tacado cardiólogo domi­nicano César Herrera, director del Centro Car­diovascular de Cedimat, al participar como invita­do en la “Cita con el Co­vid”, una iniciativa que transmite cada lunes a las 9:00 de la noche Listindia­rio.com, conducida por su director Miguel Franjul y la periodista Doris Panta­león.

Herrera expresó que la información científica para el Covid aún es muy recien­te porque es un virus que sólo tiene un año incidien­do en el mundo. Eso hace, señala, que permanente­mente haya cosas nuevas, lo que obliga a los médicos a mantenerse actualizados.

Más letales
No obstante, el doctor He­rrera señaló que el impac­to del Covid es más letal en el sistema cardiopulmo­nar, ya que puede generar insuficiencia respiratoria y la lucha del organismo con el virus, en grado extremo puede producir insuficien­cia sistémica, o sea, afectar a todos los órganos.

En los pulmones y el co­razón produce una insufi­ciencia respiratoria, tras­tornos directos al músculo del corazón como miocar­ditis y además puede pro­ducir trombos o coágulos tanto en el lecho pulmonar, cerebral o corazón, porque puede producir infartos co­ronarios, accidentes cere­brovascular y tromboem­bolia pulmonar. Así como otras menos frecuentes, pe­ro importantes, como son las arritmias.

El especialista dijo que su impacto en personas con obe­sidad se atribuye a que el vi­rus tiene espículas de proteí­nas que al entrar a los tejidos del cuerpo se pegan a un re­ceptor químico y empiezan a causar problemas, y resul­ta que los órganos que tienen mayor receptor son el pul­món, la grasa abdominal y la pared de los vasos arteriales.

Dos investigaciones internacionales
El director del Centro Car­diovascular informó que Cedimat participa en dos proyectos a nivel continen­tal relacionados con Covid, cuyos resultados podrían estar disponibles próxima­mente.

Uno de ellos es un Re­gistro Imágenes Cardia­cas: RIMAC, que se trata de un estudio de 12 países latinoamericanos que bus­ca evaluar la utilización de pruebas cardiacas y las complicaciones en pa­cientes hospitalizados con Covid. En este el doctor Herrera participa como co-investigador principal. Hay unos 1,500 pacientes en­vueltos y se esperan resul­tados en unas semanas.

El segundo estudio es el Registro Latinoamericano de Enfermedad Cardiovas­cular y Covid: CARDIO CO­VID 19-20, que es más am­plio “en el que participamos junto a múltiples países de Latinoamérica tratando de entender todo lo relevante del Covid y el corazón. Hay casi 3,000 pacientes estu­diados y se completará a fi­nales de marzo”.

Seguimiento tras el Covid
Herrera explicó que se es­tán viendo muchos pacien­tes que luego de recupera­dos del Covid, buscan ser evaluados nuevamente, los que a su juicio deben divi­dirse en tres grupos.

El primero, agregó el especialista, está com­puesto por jóvenes que no presentan ningún síntoma luego de estar negativos, los cuales no necesitan evaluación cardiovascular profunda; otro grupo, son los que tuvieron ciertas complicaciones o que son cardiópatas, esos deben ser seguidos aunque no presente ningún síntoma, y el tercer grupo, de los pacientes en que persisten los síntomas, aún estando negativos, que necesitan un seguimiento médico.

Dijo que para determi­nar las condiciones de los pacientes con Covid, los médicos utilizan diferentes recursos diagnósticos. Du­rante la infección se hacen estudios, pero si la sospecha es de índole pulmonar se re­quiere de una tomografía y un ecocardiograma, lo cual no significa que debe ser pa­ra todos los pacientes, sino que debe responder a guías científicas.

Dijo que la resonancia magnética puede hacerse en estadios agudos de la enfer­medad en un paciente que se sospecha de miocarditis.

Luego de recuperado, si el paciente regresa con sín­tomas de dificultad respira­toria, tos, dolor de pecho, y persisten cambios en el electrocardiograma y en los marcadores sanguíneos, ese paciente aunque esté nega­tivo, debe ser sometido a ecocardiografía o resonan­cia, explica el especialista de la cardiología.

 SEPA MÁAS
Búsqueda activa y vacuna

En torno al seguimiento y comportamiento fren­te al virus, el doctor He­rrera dijo que el país debe mantener una búsqueda activa de casos; la ciuda­danía debe tener mayor conciencia frente al uso de mascarilla, distancia­miento, higiene y conti­nuar la vacunación activa hasta alcanzar a la mayor cantidad de personas.

Dijo que desde el prin­cipio de la pandemia se sabe que mientras más pruebas se hacen es me­jor, porque mientras más rápido se identifica la persona infectada, se pueden hacer controles epidemiológicos y evitar la transmisión.

A su entender, todavía el país no está haciendo la cantidad de pruebas diagnósticas necesa­rias, ya que la mayoría que se captan provie­nen de personas que se hacen la prueba porque tienen miedo, tienen síntomas o porque van a viajar. “Esos no son conceptos válidos epi­demiológicamente ha­blando, lo ideal es que equipos de búsqueda hagan un mapeo”.https://www.ad-sandbox.com/static/html/sandbox.html